CASO PALESTINA: MÉXICO SE ALINEA A EU


15 de abril de 2012
Revista Contralínea 280
Caso Palestina: México se alinea a EU
Rogelio Velázquez
A pesar de que la mayoría de los países latinoamericanos votaron a favor del ingreso de Palestina a la Unesco, México –al igual que Estados Unidos e Israel– no lo hizo. Organizaciones de apoyo a Palestina consideran que la representación mexicana fue presionada por el gobierno estadunidense y la comunidad judía, para abstenerse en la votación. “El reconocimiento sería el primer paso para el fin de la ocupación israelí”, considera la embajadora palestina en México
 
El 31 de octubre de 2012 la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por su sigla en inglés) aceptó a Palestina como el Estado 195. México se abstuvo en la votación a pesar de que meses antes Patricia Espinosa Cantellano, secretaria de Relaciones Exteriores, declaró su apoyo a la creación de un Estado palestino “soberano y política y económicamente viable”.
 
En la votación, Palestina consiguió 107 de los 81 votos que necesitaba para ser aceptado en el organismo dependiente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Entre los votantes a favor destacan Argentina, Brasil, España, China y Cuba. Pero 52 países se abstuvieron, entre éstos Colombia, Reino Unido y Portugal.
 
A su vez, 14 naciones votaron negativamente; entre las más significativas: Alemania, Estados Unidos e Israel.
 
La respuesta del gobierno mexicano se dio a través del comunicado 398 de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), en el cual se considera que, a pesar de entender las razones que animan el ingreso de Palestina al organismo, existen otros procesos en curso que se deben de tomar en cuenta antes de presentar el proyecto de ingreso a la Conferencia General. Además, se espera que se logre un acuerdo definitivo sobre seguridad y territorio antes de que termine 2012.
 
Al final del comunicado, la Secretaría sentencia que “la UNESCO no es el foro competente para alcanzar la solución duradera e integral a la que todos aspiramos”, y el ingreso de Palestina “podría perturbar las otras iniciativas, que serán determinantes para resolver de una vez por todas, este largo conflicto [entre Palestina e Israel]”.
 
Asimismo, en diciembre de 2011, durante una comparecencia ante la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, Patricia Espinosa declaró que México tiene una postura clara respecto al tema y sólo reconoce a Estados que participan con pleno derecho en la ONU.

Presiones

 
Experto en el tema, Ofer Cassif, doctor en economía por la Escuela de Economía y Ciencia Política deLondres, en Londres, Inglaterra, dice en entrevista con Contralínea que una de las razones por la cual México se pudo haber abstenido de reconocer al Estado palestino es la fuerte presión que ejerce Estados Unidos sobre Latinoamérica.
 
“México es el enclave más importante ?en América Latina? para Estados Unidos. Y la política derechista del gobierno mexicano le sirve directamente a Israel, ya que desde 1948 es uno de los colaboradores más importantes de ese país.”
 
Indica que el gobierno de Israel se ha pronunciado por un Estado palestino ad hoc; donde los medios de producción y la infraestructura sean controlados por Israel. “En la Franja de Gaza, por ejemplo, el desempleo es del 70 por ciento en la población económicamente activa. Es muy fácil decir sí a la creación de un Estado, pero, ¿qué tipo de Estado?”.
 
Gabriel Pérez, integrante de la Comisión de Enlace de la Coordinadora de Solidaridad con Palestina en México, comenta que la política exterior mexicana cada vez se acerca más a Israel.
 
“Antes teníamos la Doctrina Estrada, como ejemplo del respeto a la soberanía de los pueblos, su libre autodeterminación y la solución pacífica de los conflictos. Desde la era salinista, pero más intensamente con la llegada del Partido Acción Nacional a la Presidencia, hubo un cambio total: la política exterior se subordinó por completo a la política hemisférica de Estados Unidos y esto la colocó más cerca de Israel.
“Este año se cumplen 60 años de relaciones entre México e Israel. Nosotros pensamos que ese tiempo ya es suficiente para que México hubiera reconocido a Palestina. Es hora de saldar esa deuda histórica.”
 
—¿Por qué México se abstuvo en la votación de la UNESCO?
 
—Antes de la votación, Hillary Clinton [secretaria de Estado de Estados Unidos] dialogó con Patricia Espinosa acerca de la votación. Es una clara señal de la presión que ejerce Estados Unidos sobre México. Además, también pensamos que hay una presión interna al gobierno mexicano por parte de los grupos prosionistas de la comunidad judía en el país.
 
—¿Cómo se daría esta presión?
 
—Son grupos empresariales que por su poderío económico se convierten en grupos de influencia, de la cual no está exenta la política mexicana, incluso éstos pueden definir votos y financiamiento para las campañas electorales.
 

“La paciencia tiene límites”

La resolución 181 de la ONU, que se votó en 1947 ?a dos años de su fundación?, planteaba la creación de dos Estados en territorio palestino; uno árabe y otro judío; además, proponía el establecimiento de relaciones económicas y aduanales entre ambos Estados. Al año siguiente, el 14 de mayo, se fundó el Estado de Israel.
 
Proclamado por David Ben-Gurión, exprimer ministro israelí, el nuevo Estado exigía a la ONU su reconocimiento, el cual se obtuvo el 11 de mayo de 1949, mediante la resolución 273. Sin embargo, a casi 65 años de la firma de la resolución 181, el Estado palestino no ha sido reconocido.
 
“En [la Secretaría de] Relaciones Exteriores me prometieron que están estudiando el tema [del reconocimiento al Estado palestino]. Nosotros tenemos que esperar. Uno no puede presionar a un país independiente como México”, comenta -en entrevista con Contralínea- Randa Nablusi, embajadora palestina en México.
 
Señala que el principal problema que tiene Palestina es la ocupación israelí de sus territorios. “De lograr el reconocimiento como Estado se daría un primer paso para el fin de la ocupación en nuestra tierra; seríamos un Estado bajo ocupación y no territorios palestinos bajo ocupación”.
 
Explica que en Palestina se está llevando a cabo una política de apartheid; sin embargo, toda la comunidad internacional, excepto Israel, está contra la ocupación.
 
“Hace dos años detuvimos las negociaciones con Israel, ya que el gobierno de [Benjamín] Netanyahu, que es la derecha de la derecha, se ha negado a detener la construcción de asentamientos ilegales en nuestro territorio. Por más presión internacional que existe para detener esos hechos, siguen aumentando, pero nuestra paciencia tiene límites.”
 
En 1975, México fue uno de los primeros países en la región en establecer una sede diplomática palestina. Al funcionar como una delegación especial desde entonces, la representación ha buscado el voto favorable del gobierno mexicano en la ONU.
 
“México sólo reconoce a países integrantes de Naciones Unidas, pero ha habido excepciones; aceptó a la República [Árabe] Saharaui [Democrática] con una embajada plena en el Distrito Federal, a pesar de que ellos no son observadores en la ONU y existen menos países que los reconocen que a nosotros. Lo que pedimos es que se haga una excepción más”, menciona la embajadora.
 
Al respecto, Armando Soto, integrante del Colectivo de Solidaridad con Palestina, explica que el reconocimiento no es el fin, es sólo el principio. Lo ideal sería alcanzar una sociedad con plenos derechos en materia económica y política.
 
Raquel Rodríguez, del mismo colectivo, señala que cada día que pasa Israel gana territorio, se fortalece internamente y debilitan poco a poco a Palestina. El muro de separación es un ejemplo.
 
La economía palestina está totalmente destruida, no hay empleo, la vivienda también es un problema urgente a resolver, el agua que llega a los territorios la controla Israel. Entonces si algún día se reconociera a Palestina como Estado independiente, ¿qué posibilidades habría de hacerlo real? El futuro es tremendamente negativo para el pueblo palestino. Por un lado la UNESCO reconoce a Palestina, pero a lo interno siguen estos problemas de antaño.
 
Además ?comenta Armando Soto? los Estados árabes han dejado solos a los palestinos. Existen muchas monarquías locales a las que no les importa la situación de los territorios ocupados. No existe una visión panárabe integral que solucione los conflictos en común. Estos divisionismos también son alimentados por Estados Unidos y finalmente le convienen a Israel.

Futuro palestino

 
Después de años de luchas internas entre las dos principales fuerzas políticas en Palestina: el partido Al Fatah y la organización política y militar Movimiento de Resistencia Islámico (Hamas, por su acrónimo en árabe), el 6 de febrero de 2012 llegaron a un acuerdo para formar un gobierno conjunto que será presidido por Mahmoud Abbas.
 
También se plantea la posibilidad de que Hamas ingrese por primera vez a la Organización para la Liberación de Palestina, lo que marcaría un hecho histórico en la organización islamita, ya que aceptaría, por primera vez ?después de décadas de lucha? a Israel como Estado.
 
En ese sentido, la embajadora comenta que hay dos problemáticas urgentes en Palestina: reconstruir la Franja de Gaza y preparar las elecciones presidenciales, parlamentaras y municipales, las cuales se esperan que se realicen antes de que finalice 2012.
 
“Hamas ganó democráticamente las elecciones en 2006; sin embargo, no se aceptó su gobierno. Querámoslo o no, es parte del pueblo palestino y si gana democráticamente las elecciones, nosotros y la comunidad internacional lo debemos de aceptar. Pero estamos seguros que nosotros [Al Fatah] ganaremos.”
 
En diciembre de 2008 inició la operación Plomo Fundido, la cual tenía como objetivo destruir la infraestructura de Hamas, en la Franja de Gaza. Se trató de una ofensiva sin precedentes en la región. Israel dispuso de su poderío militar al atacar no sólo blancos militares, sino también civiles; a la par, el Movimiento de Resistencia Islámico lanzaba misiles caseros contra objetivos israelíes.
 
El 18 de enero de 2009 se dio por finalizada la operación con un saldo de 14 israelíes muertos, entre ellos tres civiles; mientras que del lado palestino, el Centro de Información Israelí para los Derechos Humanos en los Territorios Ocupados (encargado de documentar y educar a la población israelí y a los responsables políticos acerca de las violaciones de derechos humanos en los territorios ocupados de Cisjordania y la Franja de Gaza y ayudar a crear una cultura de derechos humanos en ese país) calculó en 1 mil 387 las bajas, de los cuales 774 eran civiles; no obstante, el Centro Palestino para los Derechos Humanos señaló que fueron 1 mil 434 muertos, 960 de ellos civiles.
 
“Es importante reconstruir la Franja de Gaza. A tres años del ataque israelí el 15 por ciento de la ciudad sigue en ruinas, la crisis humanitaria se recrudece, ya que Israel no deja pasar ni un saco de cemento, al argumentar que mientras Hamas siga controlando políticamente la Franja se negarán a dejar pasar la ayuda”, señala la embajadora Randa Nablusi.
 

Camino difícil

 
En diciembre de 2011, en la Asamblea General de la ONU, Estados Unidos e Israel volvieron a votar en contra del tema palestino en los proyectos del Comité para el Ejercicio de los Derechos Inalienables del Pueblo Palestino y la División de la Secretaría de los Derechos de los Palestinos.
 
Además de Estados Unidos e Israel, el voto negativo lo dieron Canadá, Islas Marshall, Micronesia, Nauru y Palau. Se abstuvieron Panamá, Honduras, Colombia, Perú y Haití.
 
Este apoyo de la comunidad internacional pone nuevamente en debate la viabilidad de la creación de un Estado palestino en próximas fechas; sin embargo, la administración de Barack Obama ha sido clara al respecto: además de no otorgarle 60 millones de dólares a la UNESCO por reconocer a Palestina como Estado miembro, ha declarado que vetarán en el Consejo de Seguridad de la ONU cualquier iniciativa de reconocimiento.
 
Raquel Rodríguez señala que “Israel ha dicho claramente que si se reconoce al Estado palestino, la respuesta será brutal”.
 
Al cierre de edición se seguía gestionando la entrevista con la representación del gobierno de Israel en México. También se solicitó entrevista con la Secretaría de Relaciones Exteriores, a través de Karina Martínez, del Área de Comunicación Social. No se obtuvo respuesta. Olga Solano, también del Área de Comunicación Social de la Embajada de Colombia en México, señaló que no hay personas autorizadas para proporcionar una entrevista y que por políticas internas la Embajada no puede proporcionar información.
 
 
   
 
 
 

Cronología del conflicto palestino-israelí

 
1947: la resolución 181 de la Organización de las Naciones Unidas aprueba la creación del Estado palestino e israelí.
1948: creación del Estado de Israel en un territorio del 78 por ciento, lo que deja a Palestina con 22 por ciento.
1964: Fundación de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).
1967: Guerra de los Seis Días en la que Israel ocupó Cisjordania, el Sinaí, en Egipto y los Altos del Golán, en Siria.
1972: palestinos asesinan a 11 atletas israelíes en los Juegos Olímpicos de Múnich, mueren también cinco palestinos y un policía alemán.
1982: Israel invade Líbano en busca de militantes de la OLP. Masacre de palestinos en los campos de refugiados de Sabra y Chatila, en Beirut Oeste.
1987: Primera Intifada (revuelta palestina que estalló a finales de ese año en Cisjordania y en la Franja de Gaza).
1991: Conferencia de Paz de Madrid en la que participó el gobierno de Israel y la OLP.
1993: se firman los Acuerdos de Oslo que declaran el derecho a la autodeterminación del pueblo palestino y la retirada de militares israelitas de Gaza y Cisjordania.
1994: se establece la Autoridad Nacional Palestina. El quinto primer ministro de Israel, Isaac Rabin y el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Yasir Arafat firman la autonomía palestina.
1995: se refrendan los segundos Acuerdos de Oslo. Es asesinado Isaac Rabin.
2000: Segunda Intifada o Intifada Al-Aqsa (fue una ola de violencia que se inició a partir del 29 de septiembre en los territorios palestinos).
2001: comienza la construcción de la Barrera israelí de Cisjordania declarada ilegal por el Tribunal Internacional de la Haya.
2002: la ocupación del campo de refugiados palestinos de Yenín como parte de la operación militar Escudo Defensivo, llevada a cabo por el Ejército israelí. Mueren 23 israelíes y 497 palestinos.
2003: nuevo proceso de paz denominado Hoja de Ruta.
2004: muere Yasir Arafat.
2006: el Movimiento de Resistencia Islámico gana las elecciones en Gaza y adquiere mayoría en el Parlamento Palestino.
Conferencia de Paz de Annapolis.
2008: a finales de año se lleva a cabo la operación Plomo Fundido. En ésta mueren 14 israelíes y alrededor de 1 mil 400 palestinos. Inicia la crisis humanitaria en Gaza.
2011: la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura  reconoce a Palestina como Estado miembro.
++++++++++++++++++++++++++++                                             
              C E N C O A L T
Centro de Comunicacion Alternativa
 
         cencoalt@yahoo.de
Post a Comment

Popular Posts