Y LAS MONTAÑAS HABLARON . KHALED HOSSEINI



Título: Y las Montañas Hablaron.
Autor:  Khaled Hosseini
Editorial: Salamandra
Año: 2013
Género: Ficción
Distribución: Editorial Oceano

Al Reverso: "Un complejo mosaico [...] con personajes delineados con precisión [...]. Uno de los libros más interesantes que he leído en mucho tiempo." Esquire

La decisión de una humilde familia campesina de dar una hija en adopción a un matrimonio adinerado es el fundamento sobre el que Khaled Hosseini ha tejido este formidable tapiz en el que se entrelazan los destinos de varias generaciones y se exploran las infinitas formas en que el amor, el valor, la traición y el sacrificio desempeñan un papel determinante en las vidas de las personas.

La historia arranca en una remota y desolada aldea de Afganistán, donde Sabur y su segunda mujer se enfrentan en condiciones precarias a la llegada de otro invierno implacable. Abdulá, el hijo mayor, de diez años, ha cuidado de su hermana Pari desde que era pequeña, y ahora ambos escuchan cautivados la triste historia que les relata su padre antes de acostarlos, la víspera de iniciar un largo viaje que los conducirá hasta Kabul. Allí, en las bulliciosas calles de la capital, dará comienzo este fascinante itinerario que guiará al lector desde el otoño de 1952 hasta el presente, de Kabul a París, desde la isla griega de Tinos hasta San Francisco.


Khaled Hosseini nació en Kabul, Afganistán, y se trasladó a Estados Unidos en 1980. En 2006 fue nombrado embajador de buena voluntad del ACNUR (Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados). Tanto su primera novela, Cometas en el cielo, como la posterior Mil soles espléndidos se convirtieron pronto en superventas internacionales y fueron publicados en más de cincuenta países. En 2007 Khaled puso en marcha la Fundación Khaled Hosseini, destinada a proporcionar ayuda humanitaria al pueblo de Afganistán para aliviar su sufrimiento y contribuir a crear prósperas comunidades. Actualmente vive en el norte de California. Pueden visitar su web:


Khaled Hosseini, autor de Cometas en el cielo y Mil soles espléndidos, en Y las Montañas Hablaron nos lleva a una historia que  entrelaza el destinos de varias generaciones, explorando con una íntima calma el amor, el valor, la traición y el sacrificio de los personajes. El diario The New York Times asegura que  Y las montañas hablaron, es  la mejor y más compleja de sus obras; el autor vuelve a sus orígenes en Afganistán.

El título del libro es un homenaje al poema de William Blake. “En él se refiere a las colinas y lo cambié por montañas, tan presentes en el paisaje de Afganistán y entre los personajes”, apunta El País. Y las Montañas Hablaron se convirtió en el primer libro del escritor en no tratar directamente con los talibanes, lo cual lo ha destacado de sus dos trabajos anteriores. Aunque Hosseini no decidió conscientemente evitar ese tema, expresó que se alegraba de haberse alejado de ese tema con el fin de mantener la historia fresca. Las luchas de los personajes fueron muy personales y sin relación con la agitación política en Afganistán. Hosseini añadió, "Espero que llegará un día en el que escribamos sobre Afganistán, donde podamos hablar de Afganistán en un contexto fuera de las guerras y las luchas de los últimos 30 años. De alguna manera creo que este libro es un intento de hacer eso ". No hay autor que haya sido capaz de acercarnos al drama contemporáneo de Afganistán -entre la invasión soviética, la dominación talibán y la ocupación estadounidense- con tanto impacto global como lo ha narrado Hosseini.


"Muy bien, si queréis una historia, os contaré una historia". Con semejante fuerza así comienza Y las Montañas Hablaron, en la propia búsqueda de quien toma el libro ante la extensa variedad que pudiera rodear a esta novela.  La insistencia de un pequeño que quiere viajar lejos aun cuando el andar de la carreta en la que viajan pareciera no llevarlos a ningún lugar. La primera historia nos lleva a un cuento ancestral donde un gigante azota las aldeas en el desierto buscando a pequeños niños para llevárselos lejos. Baba Ayub, el padre de Abdulá y Pari sigue contando la historia aun cuando el sueño pesa en los ojos de sus hijos. Una prueba de valor, coraje y creo el hilo conductor de toda la novela, el amor de la familia, no hay ningún momento en donde el recuerdo invade a los personajes y les hace extrañar su aldea de origen, el calor del hogar, el afecto de la familia. Todo alrededor de un Afganistán que está en guerra y en complejos cambios. Hosseini nos lleva a un lugar detrás de las montañas donde la guerra no azota, ni mortifica, nos lleva a un lugar tranquilo, con una profunda y mística serenidad para lograr desentrañar los más profundos deseos de todos los personajes de Y las Montañas Hablaron, todos unidos por un miembro de la familia ajeno a la sangre, perdido del miedo y la sangre violenta. 

Una novela llena de matices ocres que fluyen en la más íntima reflexión de los personajes que se encuentran encapsulados en el tiempo a través de una narrativa a manera de diario, un mes, un año, pudiendo pasar cualquier día, en varios, en uno, en algunas horas, en muchas. Todo con una minuciosa reflexión sobre el hogar y el regreso al punto elemental, el amor y el cariño. 


Posiblemente mi prejuicio me causó una jugarreta, y no por pensar en un Oriente lleno de maldad y violencia, si no, en un mundo de suma reflexión donde el pasar del tiempo que arrastra la arena se lleva una parte importante de nosotros. La lectura es pausada, meditabunda, no es algo que se pueda leer con una ligereza ni tampoco con lleva un sobre esfuerzo del lector, si no que en cada punto existe un respiro, un suspiro que exalta una reflexión. ¿Dónde están los personajes? ¿qué buscan? ¿hacia dónde van? algunas de las historias están rodeadas de lujos y excesos, tal vez, con una intención que para muchos podría ser algo trillado, el dinero no compra la felicidad, Hosseini, a través del acto ínfimo, del íntimo con una naturalidad humana logra reforzar esta reflexión sobre la felicidad, hace mirar hacia un lugar donde podría estar, donde tendríamos que buscar; un camino hacia la felicidad y el amor. Un acto puro, singular y natural. Tal vez algo que tuvimos desde el momento de nacer, bueno, una gran mayoría, el calor, el afecto de la familia que en estos tiempos, de guerra, desilusión, violencia e injusticia pareciera hacernos más falta de lo que creemos.

Aquí puedes leer el primer capítulo de, Y las Montañas  Hablaron. 
Post a Comment

Popular Posts