"HAY QUE CAMBIAR LAS RELGAS DEL JUEGO EN EL CINE MEXICANO"

“Hay que cambiar las reglas del juego en el cine mexicano”

Credito:
Vicente Gutiérrez / El Economista
Rafael Montero recuerda que parte del éxito de Cilantro y perejil fue el apoyo de Cinépolis. Foto: Notimex
El director Rafael Montero abrió brecha en el cine mexicano. Su película Cilantro y perejil (1997)fue un éxito en su tiempo y tuvo un gran recibimiento en la taquilla.
Pero tal parece que no es cuestión de crear fama y ponerse atrabajar, pues el director no ha podido estrenar dos películas que ya terminó hace meses, y uno de sus proyectos, La cama, pasó sin pena ni gloria por las salas de cine.
“Los distribuidores y exhibidores son un cuello de botella para el cine mexicano. Creo que para que esto acabe de cuajar deben abrir las salas como hicieron con la película de Eugenio Derbez. Si ellos nos apoyan y aguantan tantito a las películas, verán que los mexicanos quieren ver su cine”, explicó en entrevista.
Para Montero, los cineastas y creadores tienen que pensar en el público, no sólo en los premios y los festivales.
“A ellos les pedimos que nos apoyen y nosotros, los cineastas, tenemos que ver qué onda con la taquilla y llegarle a la gente. Yo, por lo menos, prefiero ver una sala de cine llena y para eso necesitamos que los exhibidores nos ayuden y lleguemos a acuerdos”.
El cineasta puso de ejemplo Cilantro y perejil, la cual fue un gran éxito en los cines cuando se estrenó y se comenzó a hablar del “nuevo” cine mexicano.
“Empezamos con nueve copias y terminamos con más de 60. Y todo fue gracias al apoyo de Alejandro Ramírez, director de Cinépolis, y a la publicidad de boca en boca que la convirtió en fenómeno como ahora son Derbez o Gaz Alazraki, que demostraron que el público quiere ver cine mexicano”.
Cambiar las leyes
Para Rafael Montero, el cine nacional pasa por una buena época en cuanto a la producción, pero para que crezca, es necesario que por ley se modifique el peso en taquilla y el tiempo en pantalla.
“Se tienen que cambiar las reglas del juego. Los exhibidores ya se llevaron mucho dinero. Tenemos que tener un ejecutivo fuerte que se aviente el tiro y que el dinero regrese a quien invirtió en la película, no al que exhibe”.
Aunque triste, el cineasta espera que a sus películas les vaya bien cuando se estrenen.
“Claro que me decepciona porque una película cumple su función cuando sale con los espectadores y se muestra”.
Risa, amor y sexo
Fachon models, de Rafael Montero, se estrenará el 28 de febrero. Es una comedia que se burla de los infomerciales y de los estereotipos, protagonizada por Héctor Jiménez y Eugenio Bartilotti.
“Es la historia de un gordo y un flaco, no son los típicos galanes y es una pareja padrísima que, te aseguro, va a impactar porque tienen mucho humor”, dijo.
En el reparto, se incluyen las actuaciones especiales de Édgar Vivar y Jorge Arvizu El Tata.
Por su parte, Los amorosos es una historia de amor inspirada en los poemas de Jaime Sabines.
“Fue filmada en Chiapas, donde los protagonistas, Marimar Vega y Daniel Martínez, sufren y se enamoran en una road movie que fue apoyada por el gobierno del estado y filmada en esos grandes escenarios”, comentó.
Y La cama, protagonizada por Rebecca Jones, Liz Gallardo y Jesús Ochoa , es una película que cuenta historias que suceden en una cama.
“Pues yo digo que sigue inédita, tuvo un estreno sin publicidad, sin cobertura y mucha gente ni se enteró, pero espero que se revalore porque es una comedia que apostaba por un gran éxito comercial y no fue así”, finalizó el cineasta.
Post a Comment

Popular Posts