DEFENDERÁN AGUA A BALAZOS


Latifundistas explotan pozos ilegales avalados por Conagua, dicen
A balazos defenderán agua productores chihuahuenses
Foto
Propietarios y ejidatarios de las colonias El Sauz, Cuauhtémoc, Encinillas y San Agustín, en el municipio de Chihuahua, denunciaron que gente adinerada adquirió grandes extensiones de tierra para sembrar nogaleras, las cuales son regadas con agua de pozos ilegalesFoto Miroslava Breach
Miroslava Breach Velducea
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 3 de mayo de 2013, p. 40
Chihuahua, Chih., 2 de mayo.
A balazos vamos a defender el agua, advirtieron productores del Valle de El Sauz-Encinillas, quienes se oponen a que la Junta Central de Agua y Saneamiento (JCAS) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) validen más de 100 pozos perforados ilegalmente por particulares en la zona, sobre todo gente extraña y con mucho dinero que compró grandes extensiones de tierra e invirtió sumas millonarias en la siembra de nogales.
Las autoridades mienten y manipulan la situación. Nomás no hay agua para los desarrapados. Aprovecharon la zona de libre alumbramiento que dicen que había, y antes de que entrara la veda decretada por (Enrique) Peña Nieto, hicieron muchas marranadas: han abierto pozos, dizque de reposición, donde nunca había existido una perforación; por eso nos vamos a defender a balazos, aseguró Arturo Argüelles, uno de los productores originales de El Sauz, zona agrícola ubicada a 50 kilómetros de esta capital.
La guerra por el agua llegó a las puertas de la ciudad de Chihuahua. Los productores de El Sauz, Encinillas, Colonia Cuauhtémoc, y ejidatarios de diferentes núcleos han visto cómo el acuífero que sustentó la actividad agrícola de la zona rural del municipio durante décadas se está secando.
La mayoría de ellos tienen derechos de uso del agua subterránea y pozos perforados a 120 y 150 metros, para regar de 40 a 100 hectáreas que han sembrado tradicionalmente con avena, alfalfa, maíz, trigo y últimamente con huertas de nogal.
Sin embargo, han visto cómo en los cinco años recientes gente extraña, con mucho dinero y guardias armados, compraron grandes extensiones, perforaron pozos a 300 metros y sembraron, en algunos casos, hasta mil hectáreas de nogal.
Ellos sí pueden hacer lo que quieren. Primero llegaron e hicieron pozos de tres metros, los sellaron y después perforaron a 300, alegando que están haciendo reposiciones. Todo es falso; aquí hay más de 100 pozos ilegales, denunciaron los productores.
Pero no sólo batallan con esa gente extraña, también con funcionarios de la Junta Central de Agua y Saneamiento del estado, empeñada en adquirir 12 pozos que perforó Agustín Aguilar Weber en la colonia Cuauhtémoc, en el kilómetro 40 de la carretera Chihuahua-Juárez.
Hace tres años, Aguilar Weber perforó 12 pozos, de 10 de los cuales puede extraer cada año 400 mil metros cúbicos de agua y dos más de mil 200 metros cúbicos anuales cada uno.
Él tiene pozos con rancho. Tiene 200 hectáreas que regaría con tres pozos, e hizo 12, que perforó a 300 metros, en forma ilegal, protegido por la Junta Central de Agua y Saneamiento, que se los quiere comprar. Si nosotros permitimos eso, a los demás productores que tenemos pozos a profundidad de 120, el agua nos va a durar unas horas solamente, se queja Albino Delgado Muñoz, de 70 años, quien nació en esta zona conocida como Ojo de Agua, donde se casó, crío a sus cuatro hijos y vive de cultivar sus tierras, aledañas a las de Aguilar Weber.
Como este caso hay decenas entre los productores de El Sauz-Encinillas, quienes desde hace cinco años han visto proliferar las nogaleras en la zona y la llegada de fruticultores que llegan con mucho dinero para comprar tierras y pozos abatidos, y disponen de suficiente capital para sembrar huertas durante siete años, hasta que los árboles empiecen a producir, regados con pozos recién perforados.
Según la delegación de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) en el Valle del Sauce, en Encinillas, hay más de 700 mil árboles de nogal.
Este es uno de los cultivos más rentables en el mundo. En los 10 años recientes Chihuahua se colocó entre los principales exportadores al mercado asiático.
Se especula que en la compra de tierras están implicadas grandes empresas agroindustriales de La Laguna, incluso algunas señaladas por autoridades estadunidenses por lavado de dinero.
Los inversionistas han podido explotar estos pozos gracias a una figura legal denominada folio 8, con la cual basta con avisar a la Conagua que un particular que tiene tierras en una zona de libre alumbramiento o un pozo abatido va a perforar o reubicar el que quedará fuera de uso.
Sólo en ese estatus legal, la dirección estatal de la Conagua tiene 13 mil casos en revisión, confirmó Juan Carlos Mendoza, subdirector de recaudación y fiscalización de la dependencia descentralizada del gobierno federal en la entidad.
Nosotros sembrábamos avena, maíz, trigo, productos que daban sustento a la agricultura del municipio, y ahora nos hemos quedado sin agua. No nos negamos a darle agua a la ciudad de Chihuahua ni al cultivo del nogal, que es el tercero que más agua consume; exigimos que la explotación del acuífero El Sauz-Encinillas sea sustentable, expuso Enrique Ochoa Godoy, uno de los viejos propietarios miembro del Comité de Administración de Aguas Subterráneas (Cotas) de El Saúz.
La guerra por el agua se da en varios frentes. Desde hace tres años existen fricciones con la Junta Central de Agua y Saneamiento para que informe con transparencia la cantidad de agua que se extrae del acuífero.
Sabemos que aquí en El Sauz es donde menos agua hay; tienen otros pozos en el kilómetro 60, pero quieren jalar de allá. Pareciera que esos pozos los quieren cerrar y reservar para que esa gente que está abriendo huertas tenga con qué regarlas, acusó Leopoldo Pérez, presidente del Cotas.

Post a Comment

Popular Posts