LA SANGRE ERGUIDA . ENRIQUE SERNA







Título: La Sangre Erguida
Autor: Enrique Serna
Editorial: Seix Barral
Año: 2010
Género: Novela / *Erótica / Literatura Iberoamericana





Hay quien podría pensar que no es erótica, y quien diría que ni pornográfica. Creo está en ese ir y venir de la narrativa que balancea una fluides increible, una forma de prosa cargada con mucho diccionario, cuatro personajes que comparten el español con su estilo regional, México, Argentina, República Dominacana y España. Una aventura léxica que naugraga entre las pasiones.


 La sangre Erguida, verdades, ridiculeses y horrores de la virilidad. La hombría, las amantes, los malviajes, las impotencias, las calenturas y las estuídeces guiadas por las hormonas ¿El pene controla a los hombres?
Enrique Serna, Nacido en la ciudad de México en 1959, es licenciado en Letras Hispánicas por la UNAM (Universidad Autónoma de México). Antes de poder dedicarse de lleno a la literatura fue redactor publicitario, argumentistas de telenovelas y biógrafo de ídolos populares. narradpr y ensayista, ha publicado las novelas Señorita México, El Miedo a los Animales, EL Seductor de la Patria y Fruta Verde. En 2000 obtuvo el Premio MAzatlán de Literatura y en 2004 el Premio de Narrativa Colima. Con "La Sangre Erguida" destapa a los "rudos" hombres y los convierte tan temorizos, tan vulnerables a la burla, a los golpes de la vida a una línea de tragedias que a través de las historias de tres hombres, que pareciera un mal chiste muy ácido, un mexicano, un argentino y un español se enfrentan a la pérdida de la voluntad, a los placeres del sexo, las incógnitas de la impotencia viril y el campo del amor.

 A estos tres caballeros los une lo que a muchos, los misterios de la virilidad. Bulmaro Díaz, el mexicano,  quien se a dejado controlar por su pene, ya que tiene diálogos con él, está trabado, locamente embobado con la dominicana Romina, quien lo a llevado prácticamente a la ruina  por abandonar un trabajo estable, la familia, los placeres de la vida por el deseo de la carne. Cuando Bulmaro se da cuenta que quiere algo más de la vida y no la carne, su pene lo chantajea y domina para no dejar a  Romina. Han viajado a España para que la mulata cachonda pueda lograr su carrera al estrellato como una gran vocalista, mientras, Bulmaro, quien es un gran mecánico se a envuelto en la venta de drogas para la impotencia sexual, la viagra que le consigue el Chino Dan directito desde Hong Kong. El argentino Juan Luis Kerlow, amigo de estos dos, es un profesional en la industria del porno, su destreza única lo a llevado a una rápida fortuna y una pérdida del amor propio. Kerlow, puede levantar su pene con la fuerza de su mente, las pasiones y el placer no lo seducen, siempre firme hasta el momento que lo requiera. Claro, no hasta que llegó si único amor quien lo desprendió de semejante proeza, ahora él ya no es el dueño de su pene y su carrera se ha envuelto en fracasos y un repudio hacia su persona que lo arrinconarán hasta lo más profundo e intentar renacer. El tercero en esta trágica comedia, es Ferrán Miralles, todo un macho y deseo para las mujeres si no fuera por el miedo que estas le generan a Ferrán, el está completamente dominado por su impotente falo que no es capar de levantar ánimos ni con la mejor de las mujeres. Por ello, se vuelve comprador de Bulmaro quien con su picardía mexicana vende uno tras otro los frascos para erguir la sangre. Tras las pastillas Ferrán se a vuelto un seductor, un macho cabrío capaz de satisfacer a cualquier mujer, siempre que se tome la pildorita. Se a vuelto un loco por el placer de la carne y hacer emerger la necesidad de las féminas por su figura y su hombría. 

Una tras otra las historias de los tres se encuentran como se alejan, un ir y venir en los personajes. Cuando uno cae al precipicio el segundo va de salida y el tercero se encuentra perdido en las sombras. Comparten la ciudad, comparten el misterio de la virilidad junto con las espeluznantes  resultantes de controlar o ser seducido por el pene. Ser un jugoso cacho de carne que hace babear a cualquiera, un loco enamorado que busca la felicidad en la pareja o el tonto ciego que se deja convencer por tener sexo con una hermosa mujer. ¿Dejarse llevar por el erotismo? ¿Las incógnitas?¿por los mandatos del pene? Todo es cuestión de amor propio, no de complacencias ajenas ni dejarse llevar por las pasiones que terminan en tremendos choques psicológicos casi de asesino serial. Un matón con la verga, un pene encarcelado y la virilidad perdida en el trayecto. ¿Permitir ser arrasado, estar a merced de otra? ¿Dominar el falo, perder la humanidad? ¿Conquistar a toda mujer a toda costa? ¿Qué es ser un macho? Estos tres se enfrentan a todo esto y mucho más, el lector, estará bombardeado de los recuerdos en la pubertad, la juventud de la vejez, una cantidad de modismos que están en idioma español y pocas veces los has escuchado. No es un manual para conquistar mujeres, ni para dominar la eyaculación, es la historia de hombres que temen a su parte única, el pene.

/Al reverso: En barcelona, una ciudad libertina de fachada conservadora, se entrecruzan los destinos de tres varones maduros obsesionados con el funcionamiento de su miembro viril: el mexicano bulmaro díaz, reducido a la servidumbre y a la ruina económica por el despotismo sexual de una mulata dominicana; el catalán ferrán miralles, un apuesto galán impotente con una soterrada vocación de don juan, que ha llegado virgen a los 47 años, paralizado por el miedo al fracaso, y el argentino juan luís kerlow, un actor porno en el declive de su carrera, que tiene el don de controlar sus erecciones con el poder de la mente. Ellos son los protagonistas de una tragicomedia erótica que escudriña los abismos neuróticos del machismo, la dimensión espiritual del deseo, el miedo a la desintegración de la personalidad en la entrega amorosa, la autonomía del pene con respecto a la voluntad y otros misterios que encierra. Orgía del lenguaje donde los dialectos regionales del español copulan en promiscuos malabarismos de estilo, la sangre erguida es al mismo tiempo un himno a la obscenidad, un arte de amar, un manifiesto romántico, una intriga picaresca de triple filo y una galería de personajes inolvidables.

 Más sobre la novela en palabras de su autor. Enrique Serna en San Luis Potosí, 2012. 







Post a Comment

Popular Posts