EL COMPLOT MONGOL . RAFAEL BERNAL


Título: El Complot Mongol
Autor: Rafael Bernal
Editorial: Planeta. Bajo sello: Joaquín Mortíz M.R.
Año: 2010.
Genero: Negro / Policiaca






Rafel Bernal estudió en el Instituto De Ciencias y Letras de la Ciudad de México. Fue un viajero verdaderamente incansable: recorrió Estados Unidos, Europa y Canadá (1930-38), así como también Centroamérica, Colombia, Cuba y Venezuela. En 1961 continuó su peregrinar pero ya en calidad de diplomático; estuvo destinado en Honduras, Perú, Filipinas, Japón y Suiza, donde falleció. (Fuente: Wikipedia)   Antes de concluir con esta novela escribió varias obras literarias, las cuales, por la azaña y el prestigio que ha desencadenado "El Complot Mongol" parecieran ser olvidadas, tal vez con una justa razón ya que esta novela es muy probablemente la primera en su género, cuando menos en México, podríamos decir que es quien inaugura este género en el país.  Matones desalmados, cabereteras desalienedas, intrigas internacionales y una constante plática consigo mismo dan una gama de tonalidades que si no fuera por el recordatorio de estar en tiempos de la post-revolución y las cantidades monetarias que hoy parece poco dinero es fácil perderse en el tiempo y leerla como si se tratase algo que está ocurriendo justo enfrente de nosotros. 


 Entre las tiendas de curiosidades y los restaurantes de comida cantonesa, detrás de los fumaderos de opio y los cafés chinos, Filiberto García, matón y hacedor de muertos al servicio de su nación, se ve implicado en hacer tercia con un agente del FBI y de la KGB; existe el rumor de un plan para asesinar al presidente de los Estados Unidos que estará de visita en México ¿Serán los Chinos Comunistas de la calle Dolores?, ¿Otros agentes de las agencias de investigación? Filiberto está hastiado de tanta revoltura ya que él sólo sabe hacer muertos hasta que el amor le hace templar su mano que aprieta fuerte contra su corazón el arma que siempre va con él, una cuarenta y cinco. Martita quien busca ayuda en Filiberto está dispuesta  a entregarse por amor y deseo a nuestro protagonista pero el cumplimiento del deber le juega horribles pasadas. ¡Pinches Chales¡ repite constante, ¡Pinches todos! encontramos en la novela, un lenguaje tan en la melancolía de la soledad que te arrastra a continuar en la siguiente página. No tardas en sentirte igual de perdido, igual de inquieto entre las mentiras y los escondites, las sombras y las siluetas que siguen a Filiberto. ¿ya saben que es lo que se trae? ¿Por qué cada que llega a su departamento se encuentra con la muerte? ¿Por qué cada que habla por teléfono le preguntan si hay más cuerpos? Tanta nostalgia en las aventuras pasadas, los muertos cargados y la tranquilidad del mundo para beber coñac.

Si no supieras en que año ocurre o lo dejarás pasar por alto, fácil podrías estar viendo una película de James Bond, algunos cuantos personajes de Tarantino, un detective perdido de Sin City, podrías  imaginar y recordar muchas otras situaciones que parecieran un "gran invento" pero aquí está la esencia.  Ya existe la película, actúa Pedro Armendaríz Jr, quizá sea un castigo o una constante, pero el cine nunca le da justicia a la literatura.

El Complot Mongol está lleno de humor negro, de acción, de violencia, de pasiones y temores. Acciones sordas escondidas en la moderna fachada del México de los sesenta. Nos recuerda a la literatura, las noveles Palmolive, románticas y desbordantes de tonalidades rosa. Fraces cinematográficas. Dichos populares. Te atrapa y no te deja salir hasta que estás completamente solo bebiendo en oscuridad. Con esta novela nos ha sucedido lo que suele pasar con los dramas donde el protagonista cuenta su propia historia: sabemos que al final no puede morir porque si no quién narraría. A menos que fuer aun muertito, otro muertito, pero es no va con la novela policiaca. ¿Novela policiaca? No, es más que eso: es un dramilla existencial, una cavilación sobre la soledad y la muerte, una crítica a la revoluciones traicionada (fuente)

Post a Comment

Popular Posts