EL BUEN FIN Y EL TELETÓN, LAS TRAMPAS DE LA OLIGARQUÍA

21 de noviembre de 2013
El Buen Fin y el Telet�n, las trampas de la oligarqu�a
John M. Ackerman
Justicia para Luis Olivares Enr�quez y libertad inmediata
para todos los presos pol�ticos de Guerrero.
M�XICO, D.F. (Proceso).- Acciones �populistas� son aquellas que a primera vista dan la impresi�n de ayudar a la poblaci�n pero que en el largo plazo lastiman profundamente a la sociedad. Estas pol�ticas irresponsables y enga�osas buscan el aplauso f�cil en lugar de resolver los problemas de fondo. Tanto el Buen Fin como el Telet�n cumplen cabalmente con esta caracterizaci�n.
El Buen Fin no busca ayudar a la econom�a popular, sino facilitarles ganancias a las empresas monop�licas. Por ejemplo, muchos establecimientos prefieren ofrecer pagos �a plazos� en vez de descuentos reales. As�, las grandes empresas pueden deshacerse m�s f�cilmente de los inventarios acumulados a lo largo de este a�o de franco estancamiento econ�mico. Y cuando s� se ofrecen descuentos reales, normalmente �stos apenas emparejan los precios nacionales con lo que se cobra por exactamente los mismos productos en Estados Unidos. Para realmente beneficiar al pueblo, las ofertas tendr�an que ser permanentes en lugar de temporales y al gusto de los oligarcas.
El Buen Fin tambi�n fomenta peligrosas pr�cticas de endeudamiento personal al estimular la utilizaci�n de las tarjetas de cr�dito. Y con el sorteo en el que la Secretar�a de Hacienda �reembolsar� una peque�a cantidad a algunos tarjetahabientes, el gobierno federal convierte la irresponsabilidad ciudadana en pol�tica p�blica. Asimismo, las ganancias para los bancos por concepto de intereses, cobros y comisiones en tarjetas de cr�dito durante los pr�ximos meses constituir�n una enorme recompensa para la oligarqu�a por su �generosa� participaci�n en el programa. La casa nunca pierde.

En lugar de fomentar el consumo irresponsable, el gobierno tendr�a que controlar los abusos de las empresas monop�licas. Por ejemplo, habr�a que defender a los mercados populares y a los peque�os y medianos empresarios nacionales de las grandes tiendas departamentales trasnacionales que incurren en pr�cticas laborales abusivas, corrompen autoridades, repatrian sus ganancias a sus matrices y contribuyen muy poco al fisco. Estrictos controles sobre los precios de productos de demanda generalizada tambi�n ayudar�an a generar un �Buen a�o� para todos, no solamente un �Buen Fin� para unos cuantos.

La prensa nacional ha informado que durante los �ltimos seis a�os el SAT ha condonado casi 74 mil millones de pesos a algunas de las empresas m�s grandes del pa�s, incluyendo Televisa y Walmart, por concepto de �cr�ditos fiscales�. A pesar de que el IFAI ha exigido en m�ltiples ocasiones al Servicio de Administraci�n Tributaria dar a conocer toda la informaci�n sobre estos cr�ditos, el gobierno federal, primero con Calder�n y ahora con Pe�a Nieto, se ha negado rotundamente a divulgar los datos. Hoy las fuerzas de la oscuridad tambi�n cuentan con el apoyo de Gerardo Laveaga, comisionado presidente del IFAI, quien en la votaci�n m�s reciente sobre el tema defendi� a capa y espada el supuesto derecho de los empresarios m�s poderosos del pa�s a mantener en secreto estas millonarias contribuciones recibidas del gobierno.

La oligarqu�a no descansa en su constante af�n de expropiar los pocos ahorros de los dignos trabajadores, estudiantes y profesionistas. Apenas culmine el Buen Fin, iniciar� el circo medi�tico del Telet�n, que tendr� lugar los pr�ximos 29 y 30 de noviembre. Esta iniciativa es igual de enga�osa que la primera. Su principal prop�sito no es ayudar a los ni�os con dificultades, sino reducir la carga fiscal y mejorar la imagen p�blica de la televisora m�s abusiva de la naci�n. En vez de donar a Emilio Azc�rraga los pocos ahorros que pueden quedar despu�s de los gastos del Buen Fin, podr�amos ahorrarlos para invertir en proyectos de autogesti�n familiar o comunitaria que beneficien a todos.

Sin duda existen muchos ni�os con grandes necesidades que deben ser atendidos. Pero no son los ciudadanos de a pie quienes tienen la obligaci�n de resolver estos problemas con sus reducidos ingresos: es tarea del gobierno, que supuestamente nos representa a todos. Las autoridades deber�an eliminar la evasi�n fiscal, cancelar los para�sos fiscales y, en general, recaudar m�s impuestos a los grandes empresarios para poder cumplir con sus responsabilidades sociales mandatadas por la Constituci�n.

En vez de distraernos con el circo medi�tico del Buen Fin y el Telet�n, habr�a que inspirarnos con el digno legado de la Revoluci�n Mexicana, cuyo inicio celebramos este 20 de noviembre. Hoy que la oligarqu�a cada d�a ingenia nuevas trampas para vaciar nuestros bolsillos, convendr�a buscar nuevas formas para seguir el digno ejemplo de grandes luchadores sociales como Emiliano Zapata y Pancho Villa, a quienes debemos mucho m�s de lo que imaginamos.
++++++++++++++++++++++++++++++++
                CENCOALT
Centro de Comunicaci�n Alternativa
Post a Comment

Popular Posts