CABEZA DE CIERVO . FRANCISCO MIGUEL ESPINOSA

Tìulo: Cabeza de Ciervo.
Autor: Francisco Miguel Espinosa.
Número de páginas: 264.
Sello editorial: Editorial Dolmen.
Distribución: Editorial Océano.
Colección: Stocker.
Año: 2016.

Comienza a leer aquí.





Cabeza de Ciervo no es una novela. Es una patada en la boca. Francisco Miguel Espinosa es de esos autores que no puedo ni ver. Simplemente su talento me da envidia.
Juan de Dios Garduño.

Leer este libro es como despertarse desnudo y borracho en una morgue. Emilio Bueso.

Un cadáver. Un pequeño pueblo del Sur Americano. Dos fémures y una cabeza. Un puñado de preguntas.


Francisco Miguel Espinosa, Nacido en Alicante y adoptado por Madrid, tiene un Máster en Escritura Creativa y Literatura. Es autor de las novelas Encerrado (Atlantis, 2009), XXI (Ediciones B, 2011) y Cabeza de Ciervo (Dolmen Editorial, 2014), siendo catalogada esta última por la crítica como "una de las mejores novelas publicadas en España en 2014"; y precursor del subgénero de terror "novela grindhouse". Es co-fundador de la web literaria Paraiso4.com y colaborador habitual en Ámbito Cultural. Vendió su alma al diablo por un par de botellas de Jack Dan


Los miedos siempre se ven materializados en criaturas provenientes de la oscuridad, de lo más profundo de los deseos y corrosivos deseos destructivos humanos.  Cabeza de Ciervo no es la excepción, aun así, Miguel Espinosa nos aísla en un pequeño poblado embellecido por el cine y su amistosa, pero cerrada población. Donde todos los vecinos se saludan. Pero ha aparecido un asesino con un mazo gigante y con una cabeza de ciervo sobre los hombros, quién brutalmente aterroriza al poblado dejando cuerpos mutilados, desmembrados y que han sido despojados de huesos. Narrado a través de reportes policiacos, cartas de tarot, anecdotarios de los personajes y una tenebra que se oscurece con cada paso de párrafo. Cabeza de Ciervo encierra las atrocidades y deseos de venganza de un cercano conocido que han decidido olvidar. La bruma del horror llega lento como el pasado que atormenta y se vuelve más brutal, más despiadado. Como un carrete de película que se acaba y queda resonante el último cuadro que da de vueltas en el proyector. Tac, tac, tac. Le sigue el arrastrar de un mazo gigante, y de la oscuridad que revela la sensación humano de clausura, de tener un cierre emocional. De buscar la venganza engendrada en el punto más cruel y triste del pueblo. 

Tal como la palabra da nombre a la ciudad sede del horror, Cabeza de ciervo es  ver directo al Abismo esperando que no guiñe el ojo. Siempre contado desde lo pintoresco y peculiar de su ciudadanía. Siempre con una sombra que los ve desde lo alto y otra que los aterra en cada esquina. Una historia de crìmen entrañada en la brutalidad carnal. 




Post a Comment

Popular Posts