ANDERTHALB JAHRE


Quien pudiera pensar que algo que comenzó con un simple juego, el seguir la misma corriente nos llevaría a tan emocionantes aventuras, nos llevara, aún cuando separados por algunas lunas, a un mismo destino, a una misma parada, el encontrarnos para escondernos de todo mundo y ser solo nosotros dos.

Sí, hay amigos, fiestas, comida, casera y en restaurantes, postres, películas, sin fin de películas; nadie podría contar nuestra historia, ni siquiera nosotros que la vivimos, la creamos, la soñamos. Se vuelve tan complejo describir todo lo que hemos pasado, las fotos ayudan, pero sólo un poco, nos hace entender una mínima fracción de lo que realmente pasa entre nosotros, de ese algo enigmático que cada vez nos entrelaza más. En donde ahora somos dos y uno más, uno pequeño de color naranja.



¿A caso importa entenderlo?, no, tal vez algún día ya cuando los post sean demacíados, las fotografías incontables, los recuerdos y regalos ocuparán todo un cuarto, talvez entendamos que es lo que nos lleva tan lejos, sin duda hemos, un algo detonado de besos, caricias, sonrisas, abrazos, peleas, pleitos, mal entendidos, sueños, pesadillas, comer , dormir juntos, separados viendo por la ventana esperando ya sea ese día de mañana para vernos en alguna de las centrales de las cuales nos hemos parte de ellas. Ahora la gente que antes esperaba viendo tu desesperar, se fija en otras cosas.

Lo hemos logrado, ahora hemos quedado sólo tu y yo en este finito-infinito mar de maravillas...y podría contarles todo lo que pasó, pero tal vez, algún día, ahora, todo es de nosotros y de nadie más...

4 comments

Popular Posts