De las 3hrs más largas

De los pocos vicios que hasta ahora no asechan tan voraces mi integridad física, ja, se me fue arrebatado por un estruendoso destello de luz.

SIN CABLE, SIN TELEVISIÓN, SIN COMPUTADORA, SIN MODEM, SIN INTERNET.

Sin mucho que hacer mejor me fui a bañar, mientras esperaba regresara la luz. 3hrs sin tecnología, sin poder revisar mi correo, ver mi blog, NADA. De regreso a las cavernas.

En ese lapso en la regadera, me di cuenta de lo aferrado que estoy a Internet, en ocasiones nomás tengo prendida la computadora con el “massanger” abierto para ver nomás quien se conecta, sin chatear, sin mandar algún correo, sin descargar nada. Pero si la apago empieza la comezón de presionar el botón CONECT, REFRESH hasta que nuevamente veo el status ON LINE.

Por lo que escribo el siguiente devraye…

OBSOLETOS CUERPOS DE CARNE

Estamos siendo consumidos por la tecnología, cada vez nos encorvamos más por el uso de las tecnologías, (la televisión, el celular, el automóvil, el Internet, principalmente) pues estas “herramientas” nos hacen cada vez más inmóviles, es más sencillo hablar con alguien, transportarse de un lugar a otro, y lo pero de todos, nos inhiben la capacidad de pensar, como lo es la televisión y el Internet, el cual requiere un esfuerzo mínimo para poder tener la opinión de algún tema, alguna circunstancia que este ocurriendo en el momento.

Nos encorvamos como el hombre primitivo al estar sentados frente el televisor, así como estar frente la computadora, quienes ahora son quienes subliman todos los deseos del hombre. Ustedes nómbrenla y de una u otra forma la televisión y el Internet nos proveen de ella.

Si bien estamos perdiendo la capacidad de razonamiento, síntesis, también estamos perdiendo nuestra capacidad motora, pues para transportarnos de un lugar a otro existe el automóvil, el transporte urbano que son más rápidos y requieren de menos gaste energético de la persona claro esta, estamos convirtiéndonos en verdaderos cavernícolas, en donde nuestra cueva es el cuarto donde se encuentre la televisión y el fuego es la misma televisión, que nos provee de luz y de un falso sentimiento de calor, donde no importa nada, sólo hasta que tenemos hambre y tenemos que salir de la cueva.

Estamos en un proceso de involución, vamos hacía atrás y las únicas que siguen hacía adelante son la tecnologías en donde el más apto podrá utilizarlas, haciendo que los demás sigamos viendo la televisión, “obsoletos cuerpos de carne”.
1 comment

Popular Posts