LA SONATA DEL DIABLO . OSCAR DE MURIEL

Título: La Sonata del Diablo
Autor: Oscar de Mueriel
Número de páginas: 432
Sello editorial: Montena
Año: 2017

Comienza a leer aquí.

1888. Un violinista es brutalmente asesinado en su casa de Edimburgo.

No había entrada ni salida del cuarto. Se encuentran símbolos satánicos en el piso. El ama de llaves de la víctima jura haber escuchado a tres músicos tocando allí antes del crimen. Y todos los sospechosos hablan de un violín supuestamente tocado por el mismo diablo. Las circunstancias de la muerte sugieren también la presencia de un imitador de Jack el Destripador. Temiendo una oleada de pánico, la policía escocesa envía a los inspectores Ian Frey y Adolphus "Nueve-Uñas" McGray, quienes con sus personalidades diametralmente opuestas deberán resolver un caso que desafía la cordura.

La crítica ha dicho...
"Un misterio victoriano inmensamente entretenido"
The New York Times

"Me encantó. Muy gótica y espeluznante"
Ian Rankin

"En su excelente debut, un caso espeluznante y atmosférico ambientado en 1888, De Muriel combina un intrincado misterio con una astuta solución"  Publishers Weekly




Tenía tiempo sin picarme con un libro.  Aunque ahora no me dejaron leerlo a gusto, a cada rato me interrumpían o pedían algo; estuvo pesada la semana. La Sonata del Diablo de Óscar de Muriel me ha fascinado, en su forma narrativa y a través del par de detectives testarudos, Ian Frey y el duro escocés Adolphus McGray, asignados a una subdivisión especial de casos ocultos y misterio a resolver. Cada uno de los detectives tan diferente del otro, pero con un alto grado del deber, dan una narración fluida y emocionante en las formas de hablar de cada uno de ellos, ninguno de los dos quiere cede al otro, ni verse vulnerable, por que vaya, que los dos tiene un talón de Aquiles bastante sensible que siempre tratan de ocultar. Ambientado en una época victoriana en el año 1888, justo durante los asesinatos de jack el Destripador, y en su jefe narrativo el asesinato brutal de un violinista en Edimburgo, De Muriel nos lleva a este relato policiaco ágil, emocionante y cargado de misterio, que tendrá que ser resuelto al mero estilo de Sherlock Holmes.

La trama gira entorno a la vieja leyenda de la Sonata del Diablo, la cual da título a esta novela, El Trino del Diablo, una sonata para violín compuesta por Giuseppe Tartini, una pieza exigente, hablando desde lo técnico, una dulce melodía con calma y temperamento sublime, la vieja historia  (a resumidas, muy resumidas cuentas) dice que Tartini no era muy virtuoso en el violín, sin embargo practicaba todos los días con esmero hasta que una noche, en sueños, se le apareció el diablo desafiándolo con su violín, donde tocaría la nombrada pieza musical. Tartini al despertar logró anotar las notas y compuso la Sonata del Diablo, quedando su violín maldecido para siempre. Pero no termina ahí, el violín de Tartini llegó a manos del virtuoso Paganini, el nombrado violinista del diablo, quien guardaba un violín para su uso personal, el cual serviría de modelo para los violines Stradivarius. Es aquí donde el primer asesinato de la historia De Muriel comienza. Con la herencia de una serie de violines. Uno de ellos, el místico violín personal de Paganini. 

Ian Frey, hombre de alta casa, dedicado a ser policía para molestar a sus padres y sentirse útil en la vida, siendo designado al caso en Edimburgo por su irrespetuosa manera de tratar a sus superiores, no cree en las viejas leyendas, y el brutal asesinato debe de tratarse de un hombre perverso, no de un demonio. Sin embargo los siguientes asesinatos que inundan esta historia le hará dudar de sus creencias. Las brutales muertes en serie tienen algo oculto, las sombras que declaran los testigos ver, las marcas rituales en cada escena del crimen, la constante de tocar un violín maldito como antesala de la muerte y la falta de órganos en cada una de las víctimas, Frey ya no estará tan seguro de quién es el culpable, si no de qué es lo que está causando las atroces muertes. La historia latente de Jack el Destripador lo persigue a cada vuelta de esquina y hace latente la posibilidad de un imitador. ¿Pero quién podría asesinar de forma tan brutal desde las sombras de una habitación? 

Una novela juvenil emocionante, que es respetuoso con su lector y lo hará pasar de la risa, por las malas pasadas entre Ian y Adolphus, a un peculiar sentido de misterio, de asecho con un final que no te deja parar hasta descubrir la causa de los atroces asesinatos. La vida oculta de sus personajes, los pasados tormentosos que no dejan de sonar constante, sus, miedos, sus fallas como personajes, cada una de esas ínfimas partes que se dejan entre ver en cada uno de sus actores, formar un relato palpitante de leer, como una melodía que te va enfriando el cuero, suave, elegante hasta quedar paralizado del horror. 

Post a Comment

Popular Posts