CAMPOS DE AMAPOLA ANTES DE ESTO . LOLITA BOSCH

Título: Campos de Amapola Amtes de Esto
Autor:  Lolita Bosch
Editorial: Océano.
Año: 2012
Género: No-Ficción
Colección: Hotel de Letras

Hojea este libro aquí.

Una novela sobre el narcotráfico en México.

Al Reverso:  Lolita Bosch, una de las personas mejor informadas sobre la violencia reciente en México, nos cuenta cómo el árbol del narcotráfico creció y se extendió por este país. Apoyada en fuentes que van del testimonio de las víctimas a videos que pasaron fugazmente por Youtube, la escritora examina la transformación de un país a través de las vidas de las personas que dirigieron el comercio de la droga de principios del siglo XX a la fecha.




Uno podría pensar que el protagonista es una multitud: los grandes capos, los policías que los persiguieron (o fingieron hacerlo), los políticos corruptos, los empresarios que lavaban dinero, los periodistas asesinados, las personas asustadas, incapaces de habituarse al terror. Pero no: la verdadera protagonista de esta historia contada como una novela es la escritura literaria de Lolita Bosch, a la vez poética e incisiva, capaz de saltar en el tiempo, de sumergirse en el pasado o adoptar el punto de vista de criminales fugitivos, de periodistas amenazados, de madres que buscan infatigablemente a sus hijos, y con ello iluminar el momento actual a fin de mejor comprenderlo. 
Campos de amapola antes de esto es sin duda uno de los relatos mejor escritos sobre la historia secreta de México. Uno que busca aclarar cómo hemos llegado hasta aquí e imaginar una posible salida. 


"Hay quienes, de pronto, se arriesgan y transforman, y quienes penetran poco a poco el misterio de la escritura. Este último es el caso de Bosch: no cambia, ahonda. Atraviesa la cáscara de la novela y expone, casi clínicamente, los gajos de la escritura.(...) 
Que otros se entretengan facturando productos literarios.Esta obra demuestra que aquel proyecto está aún vigente: escribir literatura y algo más que literatura."
Rafael Lemus, Letras Libres. 



"Una prosa audaz y rigurosa, visual y llena de luz, densa e intensa a la vez."
Ponç Puigdevall, El País.

Lolita Bosch nació en Barcelona en 1970, pero ha vivido en Albons (Baix Empordà), Estados Unidos, la India y México, país que considera su casa. Su obra ha sido traducida al polaco, al alemán, al inglés, al gallego, al euskera, al croata y al francés. Dirige, desde 2010, el portal por la paz de México Nuestra aparente rendición

En su novela, Campos de Amapola Antes de Esto, Lolita Bosch rescata gran parte de los cabos sueltos lanzados por medios masivos de información, declaraciones oficiales sobre el estado alterado que vive este país, México a consecuencia y acción del Narcotráfico. Está en la música popular de las drogas, los narco corridos, está en la memoria de quien teme salir a la calle, de quien prende una vela para que las balas no atraviesen su cuerpo, de quien junta sus manos y pedir por el regreso de los seres queridos que aparentemente desaparecieron en un parpadeo. Es el choque de versiones, de leyendas de una cruel verdad que no ocurrió por generación espontánea y que se sustenta en tan simples elementos, el monetario y la ilusión del poder. Donde la justificación radica en rápidas reflexiones a causa de la pobreza, la falta de oportunidades, el abandono y una intensa falta de identidad. Ser o morir en el intento. Morir rico sin gastar en centavo. Que el nombre de pila y el seudónimo sean las rimas que sacian el vacío en las cantinas. 

"Flores, seres vivos de una fortaleza extraordinaria que, como los animales, nacen, se alimentan, respiran y se reproducen. Aunque, a diferencia de los animales,no pueden desplazarse y existe la enraizada convicción de que tampoco pueden sentir. Sin embargo, sí son capaces de hacer algo que los animales no sabemos hacer: Fabrican su propio alimento. Y aun así, para vivir, las flores necesitan que su esencia se mantenga intacta en el interior de una semilla y necesitan también la luz, también el tiempo, también la tierra, el agua y el aire. Privar a una flor de cualquiera de sus elementos vitales sería matarla. Como le sucedería a usted, como me sucedería a mi". Así arranca Campos de Amapola Antes de Esto, y así dividida: La Luz, El Tiempo, La Tierra, El Agua y el Aire.  Todo está inmerso y nadie puede escapar por más que no se hable de ello ahí sigue, ahí está, en cada esquina, en un acto violento que despierta las ciudades, el campo y altera las mentes de los ajenos, de los propios y aun nadie podría estimar cuando esta pesadilla tendría a terminar. Apenas en el primer viaje de la ensoñación, y con la cíclica narrativa de Lilita Bosch es que constantemente nos pregunta, nos señala, nos grita, nos muestra a los abatidos por el narcotráfico, a quienes aseguran no tener nada que ver, los diferentes nombres, las falsas identidades, el llanto de las madres, la pérdida de periodistas, de información, de irregularidades mil que nadie quiere destapar porque todo se vendría abajo. Los puestos y dispuestos a mantener a raya a los ajenos, a quienes no pertenecen, a quienes niegan el corralón. 

Parece no haber salida, ninguna flor para nosotros, para nadie. En el avance de cada historia el rojo de la portada se vuelve más intenso hasta convertirse en una penumbra rodeada de sangre, de odio, coraje que nos lleva a mundos peores. Leo con tanta desolación cada nuevo párrafo, cada nuevo dato. Cada nuevo grito que suena sordo y opaco y espero, nos hace tener una ilusión,  que cuando ya no se escucha más, cuando ya nadie hable, nadie escriba, cuando no existan más periodistas, más familias, más personas, más malos entendidos, y tratos extraños  de ajenos cruzando la línea divisoria de nuestras culturas, tal vez así, pueda crecer una nueva flor, para alguien, para algunos. No hay escapatoria y todos estamos ahí.  De una forma u otra y ni siquiera sabemos quien comenzó, quién no lo detuvo, quién lo propicia y lo fomenta. Los puntos clave de la historia del narco en México aquí florecen y dejan más dudas como polen en el aire. 

Lolita Boch,  en entrevista con El Informador:

-¿Por qué hacer otra novela del narco?
- A ver sí ya entendemos, ca... ¿no? Yo creo que tenemos que entender muchas cosas sobre el narco. Hay mucha crónica pero novelas son muy pocas. Quería contar cómo habíamos llegado a esta guerra, y en ella voy tejiendo lo que era previsible. Es un retrato de lo que es el narco, que no son unos señores del norte, feos, tatuados, prietos y salvajes; sino que los narcos también son los banqueros, del DF, con apellidos alemanes y con visa permanente a los Estados Unidos.

El narco son los capos, pero también los políticos y los empresarios que les limpian el dinero. Anabel Hernández dice que no se puede combatir algo que no se conoce y yo quería hacer una novela para que todo fuera platicado, pero con los datos de ciertos, llevo ocho años en esto.

-¿Crees que esta guerra se acaba el sábado que toma posesión Enrique Peña Nieto?
- Yo creo que tenemos que saber qué responsabilidades tiene el que se va y bajo qué acuerdo llega Peña Nieto. Los que se van deberían de pagar por eso, son responsables de las muertes y los desaparecidos.

Entrevista de Lila Boch en Canal-L.

Comienza a leer, Campos de Amapola Antes de Esto:











Post a Comment

Popular Posts