CONTADORES DE HISTORIAS CON JON SISTIAGA EN CANAL+

Canal + abre una nueva ventana para documentales y reportajes creados por aficionados. Jon Sistiaga abandera y presenta ‘Witness’

ROSARIO G. GÓMEZ. 04/03/2014 16:44

Reportajes, documentales, cortometrajes, fenómenos virales, campañas sociales... Un aluvión de contenidos que circulan por la Red deslavazados y de manera anárquica tienen a partir de ahora un nuevo soporte para su exhibición ordenada: Canal +. La plataforma televisiva ha creado Witness, un programa en el que tienen cabida todos los contadores de historias, independientemente de la temática, el enfoque o la factura técnica. “Lo importante es la exploración de territorios narrativos”, como ayer explicó Jon Sistiaga.

El periodista, que dirige el espacio Reportaje Canal +, se coloca además al frente del equipo de Witness encargado de seleccionar los contenidos (de alrededor de cinco minutos cada uno) elaborados por los usuarios. Este contenedor (que se estrena mañana en Canal + 1 a las 21.30, con periodicidad quincenal) permitirá explorar todo tipo de territorios narrativos. Estará abierto a periodistas y fotógrafos con material grabado inédito, cineastas embarcados en la producción de cortos y cooperantes desplazados a lugares remotos que cuenten situaciones extraordinarias.

“No habrá vídeos de bebés grabados por sus padres. Tiene que haber una historia detrás”, advierte el periodista. “Witness parte de la idea de que no tenemos mucho tiempo para ver las cosas buenas que circulan por YouTube o Vime”, apuntó Sistiaga. Canal + dará visibilidad a “la creatividad y el talento”, sea cual sea el soporte en el que esté grabado. Lo importe es, dice, que los trabajado tengan ritmo narrativo.
El reportero introducirá a los autores de estos vídeos, contará sus peripecias para llevar a cabo los proyectos y dará cuenta de las dificultades con las que se han topado. Muchos de ellos tienen sus vídeos sin concluir y están a la espera de que les lleguen donaciones a través de micromecenazgos.

En la primera entrega, que se emitirá este jueves, se podrán ver cuatro historias. La primera (A la hora, en el lugar) es un recorrido del fotógrafo Eduardo Nave por todos los lugares en los que ETA cometió un asesinato. Una instantánea hecha a la misma hora en la que un terrorista apretó un gatillo o puso un coche bomba. Nave comenzó este proyecto hace cinco años.

En Khessal, el cineasta Jorge Dorado ha rodado a mujeres senegalesas que blanquean su piel usando el khessal, un producto que provoca cáncer de piel. “Es una historia que se cruzó en mi camino y tenía que contar”, expone Dorado en el documental. El también fotógrafo Carlos Spottorno coordina Under pressure, un documental en el que varios colegas retratan la esclerosis múltiple. Finalmente, el realizador Juan Rayos ha seguido en La sonrisa verdadera el periplo de un chico ciego de nacimiento y autista que recorre Marruecos en bicicleta junto a su hermano en busca de una antigua amiga que vive en una remota localidad del Atlas magrebí.
Para llevar a cabo estos proyectos no hacen falta sofisticados equipos técnicos. Un teléfono inteligente es suficiente para grabar y narrar un buen tema. Miguel Salvat, director de Canal +, señaló que la revolución tecnológica hace que los procesos de grabación y edición sean menos complejos, facilitando la generación de contenidos por parte de los usuarios.

En este contexto, “las plataformas y los soportes han dejado de tener importancia. La clave son los contenidos, no la forma de hacerlos llegar a la gente”, dijo Salvat. En un mundo en el que el acceso a los contenidos es ilimitado, pero el tiempo no, hace falta “un seleccionador con criterio”. Y aunque en el programa televisivo apenas tendrán cabida una pequeña muestra, la web de Canal + albergará todos los trabajos seleccionados por el equipo de Witness. También se podrán seguir en la página web de EL PAÍS.

Post a Comment

Popular Posts