EXPOSICIÓN COLECTIVA “FOBIAS” . ENTREVISTA DE LARGA DISTANCIA CON MISAEL SÁMANO-VARGAS


Fobias es una exposición fotográfica tabasqueña que buscó un proyecto de fotografía de autor que no sólo es colectivo, sino colaborativo para la cual se lanzó una convocatoria abierta en línea para buscar a personas interesadas, tuvieran o no experiencia, en la fotografía, por ello el énfasis de un trabajo colectivo en donde cada una de las partes aportaría lo mejor de si.

En esta exposición participaron fotógrafos  que tienen como primera profesión la economía, el diseño gráfico, la arquitectura, la medicina, música , ingeniería entre varias dispares más. En esta muestra colaboraron: Gilberto Castañeda, Juan Carlos Díaz Silva, Sergio Gallegos, Francisco Jiménez, Nadia Hernández, David Hernández Briseño, Luis M Morales V, Eduardo Pacho, Misael Sámano-Vargas, Gabriel Vásquez y Pablo Zárate. Todos ellos residentes en Tabasco.

Misael Sámano-Vargas, uno de los coordinadores del proyecto abunda un poco más en el proceso de realización y exposición de “Fobias” .


1.-¿Qué es Fobias? ¿Cómo surge esta idea de crear una exposición fotográfica? ¿Cuál es la inquietud artística, social, emocional, etc. de la exposición en general? ¿qué Fobias se van a encontrar expuestas? ¿las de quién?

El proyecto se desarrolló con una intención muy precisa: la de abrir la experiencia de la fotografía de autor a personas que no tenían contacto con ella, además de que fuera una exposición colectiva diferente, cuyo desarrollo fuera completamente colaborativo. Esto fortaleció la obra en conjunto y favoreció la respuesta del público –conocedor y amateur-, al ver nombres desconocidos desarrollando un proyecto de una madurez conceptual definida. Te puede llamar la atención que las fobias que cada quién seleccionó para construir en sus imágenes son completamente ajenas a los fotógrafos: hubo investigación, pero nunca con un rigor científico/psicológico/terapéutico. Eso sí, con la pasión y curiosidad de hacer fotografía conceptual por primera vez para ellos.

2.-¿Cómo surge el proceso de Colaboración entre cada una de las piezas expuestas?

Yo he participado en más de 50 exposiciones colectivas, y en cada una de ellas el proceso es el mismo: se reúne el colectivo, define un tema y en 2 ó 3 meses nos vemos de nuevo para inaugurar la exposición. Juan Carlos Díaz Silva (quien también fue coordinador) y yo tuvimos la idea de que hubiera un proceso de colaboración más estrecho: una sesión por fotógrafo, y en cada sesión había la obligación de que todos estuvieran apoyando, colaborando, aportando utilería, equipo, vestuario. Esto nos permitió tener en cada sesión hasta 4 ó 5 cámaras DSLR –por lo menos 2 grabando video-, 7 flashes externos y equipo con el que uno sólo no podría haber contado. Todo con el reto de tener a la misma modelo y la misma locación en todas las sesiones.


3.-¿Se trata de un colectivo ya conformado? ¿De quien surge esta idea de la exposición colectiva?

Desde hace un año varios compañeros y yo hemos coincidido haciendo prácticas fotográficas en un café, Tanjarina Café –propiedad de Juan Carlos Díaz Silva-. A inicios de este año Juan Carlos y yo decidimos que valdría la pena hace algo con más cohesión, así que él sugirió la idea de la exposición colectiva y yo sugiero la dinámica general: colaborativa, no colectiva; una sola modelo, una sola locación; abrir la convocatoria en redes sociales a quien quiera participar.


4.-¿Cuál fue el proceso, digamos de  curaduría de las fotografías? Si participaron fotógrafos de diferentes niveles podríamos decir, ¿Cómo fue el proceso de conjunción de  saberes, prácticas y experiencias?

Después de definir el tema general para la exposición, se les pidió que hicieran bocetos, dieran muestras de estilos e iluminación y justificaran el tratamiento de su imagen. En ese proceso de tallereo de las propuestas participaron todos. A medida que íbamos avanzando en el proyecto entre todos sugeríamos nuevos encuadres, tratamientos digitales, texturas o retoques. Cada uno tiene sus fijaciones, obsesiones y aversiones, así que al ir desarrollando el proyecto, ellos mismos entendían lo que estaban aportando y el nivel que necesitaba la exposición como conjunto. La curaduría final fue bastante afortunada porque ninguna fotografía se rechazó o se quedó guardada: cada fotografía propuesta por los fotógrafos funcionaba perfecto en el conjunto. Yo tengo más experiencia al momento de curar, establecer recorridos para un diálogo museográfico, proponer montajes (dípticos, polípticos, intervención in situ o digital), así que ellos también entendieron el potencial de una buena curaduría.

5.-¿Qué impacto tiene esta exposición en la comunidad, en el ambiente en el que se desarrolla? ¿cuál es la escena de la fotografía en este momento en Tabasco?

Un poco de contexto: Tabasco tiene una gran tradición en pintura y poesía, con artistas como Ricardo García Mora, Rogelio Urrusti, Férido Castillo y Fontanelly Vásquez en pintura, así como Carlos Pellicer y José Carlos Becerra en poesía. La fotografía en Tabasco siempre ha estado influenciada por el retrato clásico, el fotorreportaje y el paisajismo selvático nostálgico, con Yolanda Andrade –cuya obra principal, sin embargo, se generó en el DF- como la máxima exponente tabasqueña de la disciplina. A nivel local, el avance es aislado, con un par de colectivos haciendo una o dos exposiciones al año o un puñado de jóvenes talentos buscando inspiración en este híbrido post-modernismo tropical. Un ejemplo del lento avance es que apenas el año pasado se inauguró un espacio destinado exclusivamente a la fotografía, el Centro de la Imagen de Tabasco. Factores del sexenio pasado (2006-2012) como la Gran Inundación de 2007, el pésimo manejo de recursos por parte del Gobierno estatal (de Andrés Granier) y la cerrazón administrativa del Instituto Estatal de Cultura (con Norma Cárdenas al frente, quien cerró espacios de colectivos que llevaban trabajando más de 20 años en el estado, como el Colegio de Artes Tabasco y el Laboratorio de Teatro Indígena Campesino) propiciaron que la Cultura empezara a ser generada ya no por el Gobierno, sino por pequeños y medianos cafés-galería (como Mukul-Já, El Refugio de la Luna y el reciente Tanjarina Café). Entonces, esta exposición viene a confirmar este nuevo paradigma –que aunque no lo creas es relativamente reciente en Tabasco-: no requieres de una galería gubernamental, de una beca de programas estatales-federales, del logotipo del Gobierno en tus invitaciones, para hacer cultura. Por otra parte, la dinámica propuesta por esta exposición es también un mensaje para el público, los creadores, los colectivos y los aficionados de que sí es posible participar en una exposición de calidad, con una convocatoria abierta a todos los interesados, sin importar su experiencia.

6.-¿De que latitudes son los participantes de esta exposición?

Todos los participantes de esta exposición son tabasqueños. Alguno que otro quizás nacido en DF o Veracruz, pero radicados en Tabasco.

7.-¿Cómo describes el resultado propuesto por esta exposición colectiva? ¿Qué resultados favorables se encontraron, se siguen buscando?

El resultado es completamente favorable. Personalmente estoy satisfecho porque mi interés para los participantes era mostrar la importancia de la conceptualización de la imagen antes de hacer la fotografía. En Tabasco, la fotografía de autor es una disciplina que, en este momento, muy pocos fotógrafos locales desarrollan. Entonces, el verdadero éxito es poder compartir la fotografía de autor al estudiante común de fotografía, al público de una cafetería, al fotógrafo retratista clásico.


8.-¿Hasta dónde llegará la exposición? ¿Cuánto tiempo durará?

La exposición se inauguró en Tanjarina Café, aquí en Villahermosa y estará ahí 45 días. Después se mandará a la Ciudad de México, a la Casa de la Representación del Gobierno del Estado de Tabasco, y después de ahí se buscará colocarla en galerías pequeñas. De ahí, regresa a Villahermosa para hacer itinerancia por 2 ó 3 preparatorias con las que ya se está hablando y el siguiente año, exhibirla en Plaza Galerías, la plaza comercial más importante de la ciudad.

9.-El Catálogo, ¿Qué contiene ¿Quién lo podrá adquirir y en dónde? 

La impresión de un catálogo, en las exposiciones en Tabasco es, curiosamente, una práctica muy aislada. Sólo las instituciones como la UJAT (Universidad Juárez Autónoma de Tabasco) o el propio IEC generan el catálogo junto con la exposición. En nuestro caso, el catálogo es financiado por los propios expositores, sin patrocinios ni apoyos gubernamentales. Cada catálogo tiene un costo de 300 pesos, que cubre el costo de producción, y donde se presente la exposición estará a la venta el catálogo.

Cabe destacar que la ganancia de los catálogos se usará para comprar equipo para el siguiente proyecto, el cual implica trabajar con balastos de 20 o 30 watts de luz negra, construir racks para colocarlos y la instalación/fabricación que implica todo ello.

10.-¿Qué otras instancias, instituciones, personas etc participaron para la realización de esta exposición? ¿se trata de un esfuerzo individual en conjunto de los participantes? 

El proyecto se desarrolló básicamente como un esfuerzo en equipo de 12 personas –los 11 fotógrafos y la modelo, Marisol Valencia-. La empresa local de artículos fotográficos e impresiones de alta calidad, Foto Fácil, patrocinó con un gran descuento, para la impresión y montaje de las fotografías. Y Tanjarina Café, que fue el espacio que prestó todas las facilidades para usarlo como locación de todas las imágenes.

11. ¿Cuales son los próximos proyectos en puerta?

Durante julio empezaremos a hacer las pruebas y prácticas para el siguiente proyecto del colectivo. Se hará una nueva convocatoria para conseguir más fotógrafos interesados. Si en el primer proyecto partimos de un tema, ahora partiremos de una técnica: Luz Negra. Cada fotógrafo podrá trabajar con el tema que desee, pero bajo las difíciles condiciones y la característica estética que la luz negra impone. El concepto de la luz negra, en una fase inicial, obedece a que como fotógrafos se nos ha enseñado que siempre debemos de “buscar la luz”, de “dominarla”. En este caso, estaremos trabajando con esta anti-luz, esta luz cuyo espectro está más cerca de lo invisible que de lo visible.




Post a Comment

Popular Posts