APUESTA EDITORIAL POR JÓVENES AUTORES


Editorial apuesta por jóvenes autores

Filo de Caballos Editores vuelve y este año lanzará 11 títulos de escritores fuera del canon literario
Miércoles 08 de mayo de 2013Yanet Aguilar Sosa | El Universal
Comenta la Nota

Filo de Caballos Editores regresa al trote con una propuesta mucho más de riesgo y multimedia. La editorial tapatía creada en el 2000 por el poeta León Plascencia Ñol ha vuelto a las andadas y tras un tiempo de ausencia lanzará este año 11 títulos producto del apoyo INBA-Conaculta, de 11 autores mexicanos según tres criterios: jóvenes, descatalogados y grandes escritores que están fuera del canon literario.
En esta primera entrega de cuatro títulos están la novela El finalista, de Eugenio Partida, a quien consideran uno de los grandes narradores mexicanos; Instrucciones para destruir mantarrayas, de Luis Eduardo García y Blanco sucio, de Álvaro Luquín, dos jóvenes poetas de Jalisco; y Libretas, de Jorge Curioca, que además de su propuesta literaria de riesgo es el nuevo socio de Filo de Caballos.
Es una editorial independiente con un perfil editorial muy definido. Publican crónica, novela, poesía y ensayo, como muchas otras pequeñas editoriales, pero lo hacen desde una propuesta editorial y un diseño de riesgo.
“Desde 2000 mi intención era publicar autores que no estuvieran dentro del canon, incluso que no les interesara ser parte de este canon, que trabajaran poéticas de riesgo; así llegué a publicar a autores en distintas lenguas y autores que estaban empezando”, señala León Plascencia Ñol.
El poeta, narrador y editor asegura que Filo de Caballos, que ya tiene cerca de 80 títulos lanzados, ha publicado a varios autores jóvenes, que a veces es su primero o segundo libro, pero también les interesa publicar a autores descatalogados y autores en otras lenguas que no sean muy conocidas. “Mi apuesta es publicar autores de lenguas periféricas, tengo un vínculo fuerte con la literatura coreana tanto en poesía como en narrativa y queremos darla a conocer en México”.
Además de ese perfil editorial, poseen otras características distintivas; su colección de poesía es muy atrevida en México, no se ciñe a un sólo tamaño, se permiten que cada título sea distinto; juegan con el concepto a partir de la lectura del texto. “Intentamos ver qué tipografía le funciona, qué cajas tipográficas y qué tamaño”.
Las otras colecciones ya tienen características muy específicas; pero incluso entre ellas hay una apuesta, casi ninguna editorial publica crónica y en Filo de Caballos hay una apuesta por la crónica literaria y la crónica de viajes; por libros de crónicas que pueden llegar a tener hasta 300 páginas, pero también por mini crónicas que apenas superan las 30 páginas. Ese nuevo formato lo inaugurará Julián Herbert con Estúpidas razones para volver a Berlín.
La editorial que hoy lanza en México sus cuatro nuevos títulos y anuncia su nueva sede en la ciudad -editó siempre en Guadalajara-, a las 9 de la noche en la cantina Patrona (Campeche 367. Condesa), publicará en los próximos meses dos libros -en un solo tomo- de Pedro F. Miret, autor descatalogado y muy cercano al temperamento de Gerardo Deniz; una novela histórica a cuatro manos sobre La Decena Trágica de Julián Herbert y Luis Jorge Boone; y un libro de ensayos sobre seis pintores mexicanos de Ernesto Lumbreras, entre otros.
Post a Comment

Popular Posts