MISHIMA: UNA VIDA EN CUATRO CAPÍTULOS



Paul Schrader estrenó en 1985 Mishima, una película biográfica que, en cuatro episodios y con todo lujo de detalles, cuenta la trayectoria vital y profesional del artista japonés Yukio Mishima, que regresa a las salas remasterizada e imágenes inéditas. Centrado en el último día de vida del artista, que se suicidó el 25 de noviembre de 1970 frente al Cuartel General del Ejército japonés.

Fue la primer película que presentó la Cineteca Teatro Alameda en su Foro Internacional de la Cineteca Ventana Digital. Un filme episódico en cuatro capítulos: Belleza, Arte, Acción y Armonía de la pluma y la espada. Guionisada por Paul Schrader, Leonard Schrader y Chieko Schrader. Un filme que hay que ver, visualmente es atrayente y no se diga la música que marca tajante la pauta emocional de la película, por desgracia no pude apreciarla del todo ya que en al Teatro Alameda se escuchaba en mono, pero sin duda, mi lado izquierdo sintió la vibra de las ondas surcar entre las butacas.

La película comienza en el día de su trágica muerte y haciendo flashbacks a su infancia, sus inicios profesionales y los momentos que marcaron todas sus obsesiones. La película, que en su día fue estrenada en 1985, estuvo amparada por la producción de Coppola y Lucas, y logró un premio en Cannes a la mejor contribución artística.

Los diferentes capítulos abordan fragmentos de las obras de ficción del consagrado autor y dramaturgo japonés Yukio Mishima. Sin duda su vida relejada en la cinta a través de lo que ya había escrito en sus libros, El pabellón de oro, La casa de Kyoto y Caballos desbocados. Se desnudó por completo en esta cinta. Belleza del libro El pabellón de oro, nos narra el dulce y amargo sabor de las palabras, de las que existen en el mundo y las que no tienen lugar en él, el lenguaje es lo más bello que pueda existir y sin el, no existiría lo demás, y de las palabras, de lo bello que es decirlas, escribirlas, sentirlas, nos conlleva al arte a través del libro La casa de Kyoto , la acción de la destrucción, el reconstruir lo que fue, lo que es, y lo que las palabras nos permiten que sea. El arte de la literatura, la palabra escrita que nos lleva a tan diversas situaciones, la acción. Cuando todo se armoniza, a inquietud del personaje, Mishima, siempre quería que el mundo cambiara por si solo, descubriendo que no puede suceder si él no toma acciones para llevar a cambio la metamorfosis. Llevándonos así al camino del samurai, a través del libro Caballos desbocados en dónde todo se armoniza por completo, un estado de pureza en dónde la meta final es regresar el orden, la armonía perdida por el consumismo y retornar el poder al Emperador.

La dinámica visual es increíble y la conjunción de los libros con la cinta es igual de sorprendente, ni por un momento logras pensar "¿qué está ocurriendo?, ¿qué pasó, de dónde salió eso?", todo está perfectamente medido y fragmentado para narrar la visión del mundo de Yukio Mishima. Un extenso reparto para narrar toda la travesía de vida de Mishima y explotar los sentimientos que constantemente se está cuestionando en todo el filme.¿Belleza?, ¿Porqué el mundo no cambia?. Mishima buscó a través del camino del samurai, cambiar al mundo, ya que por si sólo, jamás lograría cambiar.

MISHIMA: UNA VIDA EN CUATRO CAPÍTULOS es un tributo a sus ideales y temáticas. Un sensacional retrato-mosaico de Yukio Mishima. La inquietud interior y las contradicciones de un hombre que trató de alcanzar una imposible armonía entre sí mismo, el arte y la sociedad.
Post a Comment

Popular Posts