REVISAN DETALLES TÉCNICOS DE WIRIKUTA COMO ÁREA DE RESERVA DE LA BIOSFERA


Ningún resquicio legal debe permitir a mineras reiniciar actividad
Revisan detalles técnicos de Wirikuta como área de reserva de la biosfera
Fernando Camacho Servín
 
Periódico La Jornada
Viernes 9 de noviembre de 2012, p. 41
La declaración de Wirikuta como una área de reserva de la biosfera sería un paso fundamental en la protección de ese sitio sagrado del pueblo huichol, pero antes es necesario revisar los detalles técnicos de dicha medida para no obstruir la vida cotidiana de las comunidades indígenas de la zona.
Así lo afirmaron habitantes de la región y académicos universitarios, quienes llamaron a las autoridades a ser cuidadosas en la aplicación de ese mecanismo, para no dejar ningún resquicio legal que permita a las empresas mineras reiniciar sus actividades.
En conferencia de prensa, autoridades de los pueblos de Santa Catarina, Bancos de San Hipólito y Wauta San Sebastián recordaron que el pasado 15 de octubre la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales dio a conocer un estudio previo para declarar a Wirikuta un área natural protegida, con carácter de reserva de la biosfera, en una superficie de 191 mil 504 hectáreas.
Por su parte, la Comisión Federal de Mejora Regulatoria publicó el 26 de octubre un proyecto de decreto que divide esa área protegida en dos zonas núcleo de 22 mil 351 hectáreas en total, y una zona de amortiguamientode 169 mil 153 hectáreas.
El problema, detallaron, es que si la reserva no considera la relación ancestral entre el medio ambiente y los grupos indígenas que lo habitan, la zona núcleo sería prácticamente intocable y no se permitiría llevar a cabo casi ninguna actividad humana ahí, incluida la recolección de peyote o hikuri, entre otras ceremonias vitales de la etnia wirrárika.
Foto
El Frente en Defensa de Wirikuta y el Consejo Regional Wixárika hicieron pública su postura en el auditorio del Centro ProdhFoto Roberto García Ortiz
Al mismo tiempo, en la zona de amortiguamiento se podría abrir la posibilidad de que las mineras trasnacionales, como la canadiense First Majestic Silver, encuentren algún hueco legal que les permita operar de nuevo.
Mediante un comunicado, el Frente en Defensa de Wirikuta saludó la posibilidad de declarar a esta zona como una reserva de la biosfera, pero exigió que ese decreto tome en cuenta los derechos humanos de los pueblos indígenas; genere actividades productivas sustentables; cancele todas las concesiones mineras en más de 140 mil hectáreas, y garantice el libro tránsito de las peregrinaciones wixárika.
Exigimos que no se nos traicione decretando un área natural protegida permisiva de las actividades mineras, pues lo que está en juego no es pequeño. La destrucción de Wirikuta es nuestra muerte espiritual y la destrucción de los equilibrios del universo, enfatizaron.
Enrique Jardel Peláez, académico del Centro Universitario de la Costa Sur, de la Universidad de Guadalajara, señaló en nombre de un grupo de investigadores que la propuesta de la reserva de la biosfera es un paso adelante, pero coincidió en la necesidad de adoptar un enfoquebiocultural que proteja las actividades de los pueblos indios y cierre la puerta a la minería, la agricultura intensiva y otros proyectos económicos insustentables.
Post a Comment

Popular Posts