AÚN HAY INCONSISTENCIAS EN CASO TRES MARÍAS QUE LA PF DEBE ACLARAR, ADVIERTEN EN MARINA


Los policías dispararon cuando el vehículo diplomático ya estaba parado y vieron a los tripulantes
Aún hay inconsistencias en caso Tres Marías que la PF debe aclarar, advierten en Marina
Falta que explique por qué no llevó de inmediato al MPF a los agentes vestidos de civil y sus armas
Jesús Aranda y Fabiola Martínez
 
Periódico La Jornada
Miércoles 5 de septiembre de 2012, p. 19
“Aún hay varios elementos que no han sido aclarados por la Policía Federal –que encabeza Genaro García Luna– sobre el reciente ataque a un vehículo diplomático en Tres Marías, Morelos, como el hecho de que los agentes dispararon a mansalva cuando la camioneta blindada ya se había detenido y cuando ninguno de sus tripulantes hizo intento por responder a los disparos”.
Señalaron lo anterior fuentes navales, quienes destacaron que más allá de la tesis oficial de que los policías federales investigaban un secuestro cuando atacaron la camioneta en que viajaban dos agentes de la CIA y un capitán de la Armada de México –el pasado 31 de agosto–, otra inconsistencia que debe ser investigada por la Procuraduría General de la República (PGR) es por qué la Policía Federal no puso a disposición inmediata del Ministerio Público Federal los cinco vehículos en que viajaban los vestidos de civil autores de la agresión ni las armas que utilizaron contra la camioneta Toyota blindada en que los instructores de tiro de la CIA y el capitán de la Armada se dirigían al campo de entrenamiento que tiene la Secretaría de Marina en el cerro de El Capulín.
Otro asunto que no se ha aclarado –señalaron– es por qué cuando los policías federales vestidos de civil (armados con fusiles de alto poder) detuvieron la marcha del vehículo y se acercaron lo suficiente para ver quién iba a bordo, en lugar de identificarse y pedir a los estadunidenses y al marino que hicieran lo mismo, se alejaron del vehículo en actitud amenazante y comenzaron a dispararle, lo que inició la persecución.
Trascendió que según el testimonio del capitán, los estadunidenses resultaron heridos cuando los tiros directos de los policías atravesaron la camioneta por la parte delantera, debido a que el blindaje nivel siete (el más alto que hay para este tipo de vehículos) había cedido por los impactos de bala y por los choques del auto con los vehículos que pretendieron cerrarle el paso.
En ese momento –se dijo– fue que los agentes estadunidenses que iban en los asientos delanteros resultaron heridos, incluso, uno de ellos logró pasarse a la parte posterior para tratar de protegerse de las balas.
Respecto a la tesis de que los policías los confundieron con secuestradores, las fuentes consultadas no ocultaron sus dudas sobre dicha versión, pero confiaron en que la PGR investigue a fondo los hechos y deslinde responsabilidades.
Por otra parte, confirmaron que los agentes de la CIA arribaron al país como instructores de tiro para entrenar a los elementos de fuerzas especiales de la Armada y que tenían tres días de acudir a las instalaciones del cerro de El Capulín.
Por su parte, el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, se sumó a la versión de la Secretaría de Seguridad Pública federal acerca de que, en el contexto de los hechos de Tres Marías hubo un secuestro.
Es un hecho; existen las denuncias de que ese secuestro ocurrió el jueves anterior a los hechos; por el caso específico y por darle un grado de privacidad a una persona que ya fue víctima de un delito, no quisiera hacer ningún comentario adicional, pero existió el hecho y se ha actuado en consecuencia, dijo.
Post a Comment

Popular Posts