TOLEDO SE MANIFIESTA POR LA DEFENSA DEL PATRIMONIO CULTURAL DEL PAÍS


Académicos del INAH adelantan que interpondrán denuncias ante la PGR
Francisco Toledo se manifiesta por la defensa del patrimonio cultural del país
Ángel Vargas y Ana Mónica Rodríguez
 
Periódico La Jornada
Miércoles 22 de agosto de 2012, p. 7
El pintor Francisco Toledo manifestó su apoyo al movimiento de investigadores y arquitectos del Instituto Nacional de Antropología e historia (INAH), quienes demandan la suspensión de las obras en zonas arqueológicas de Michoacán y Oaxaca, y sitios históricos de Puebla.
Mediante una carta, el artista dio su apoyo en defensa del patrimonio cultural e histórico, según dieron a conocer representantes de los académicos durante una conferencia de prensa en la que adelantaron que interpondrán denuncias ante la Procuraduría General de la República (PGR) contra el director general del INAH, Alfonso de Maria y Campos, y la coordinadora Nacional de Arqueología, Nelly Robles García.
Las causas son destrucción y daños al patrimonio histórico y arqueológico, así como el incumplimiento de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos.
Investigadores y arquitectos sindicalizados del INAH desde el pasado 24 de julio mantienen tomadoel Museo Nacional de Antropología, con la finalidad de que las autoridades federales atiendan un pliego petitorio de 19 puntos.
En el vestíbulo del recinto –al cual, según cálculos de los inconformes, han ingresado de forma gratuita entre 120 mil y 150 mil personas en 26 días de la movilización– el historiador Felipe Echenique precisó que las denuncias penales serán interpuestas en caso de que la Presidencia de la República responda de manera negativa a sus demandas, en un plazo que vence el día 28.
Nuestras demandas pueden resumirse en una sola: creación de una reglamentación, acordada con los especialistas de la dependencia, para dar certeza jurídica y académica al funcionamiento del INAH, agregó el también secretario general de los investigadores.
Se necesita un reglamento para que el director general (del INAH) y la gente que él designe deje de tomar medidas unipersonales, arbitrarias y que, en casi todos los casos, contravienen la legislación para la defensa, investigación y custodia de los bienes nacionales arqueológicos e históricos.
Dos casos que muestran la urgencia de ese ordenamiento, según el investigador, son el de la zona arqueológica de Tzintzuntzan, Michoacán, y el del sitio de la Batalla del 5 de mayo de 1862 y de los Fuertes de Loreto y Guadalupe, en la ciudad de Puebla.
Post a Comment

Popular Posts