UN FIN DE PÁLIDO AZUL MÁS UNO IGUAL A 22

Siempre es difícil cambiar tus hábitos cuando los tienes en un horario, y al entrar a trabajar, esos hábitos tienen que cambiar, el horario nunca es el mismo hasta que ya sin darte cuenta, te acostumbraste a el. Mi día generalmente comienza después de las 2 de la tarde, que es cuando me voy levantando y no es por otra cosa más que la hueva de otros, aún fuera mía, pues tiene remedio, pero cuando es de alguien más es un tanto complicado, lo malo/bueno del asunto, es que mientras tu vas más rápido aquel avanza más lento, lo cual hace frustrante el trabajo, pero luego aprendes a sobrevivir a las frustraciones, al menos en mi caso, ya me recupere de mi caída de esa transición, después de varias tardes/noches de malestar, ocasionados por el estrés y la preocupación de varias cosas que ocurren dentro y fuera de, un buen día pudieron estar de acuerdo y acordaron cesar hostilidades.

Pero eso es cosa ya de todas las madrugadas, no sé pero ahora antes de irme a dormir lleno de preguntas, de cuestiones que ya alguien resolvió y es como quererle encontrar más de 6 patas al gato... Cosas extrañas de blogger...

Sin duda, lo mejor que pudo pasar en estos últimos días, después de dos semanas horribles de shinga mal pedo, ya saben, aguantar a patrones necios y gente valemadres, pude descansar dos días seguiditos, pero lo mejor mejor, fue que llegó del Df, mi Gatita de Pálido Azul para asistir a la boda del Adrianov, primo del Vacaláctica, y además para celebrar mi renacimiento de veintidós años. Los días llenaron de fotografías, de alcohol, caricias, besos, ronroneos y un capitulo más en la bitácora de nuestro navío surcando la infinidad de una relación llena de deseos.

Después de, ahora si, una Jornada de trabajo, saliendo partí a la central de autobuses para esperar llegarán un Conejo y mi gatita de pálido azul. Me da curiosidad ver a la demás gente que espera, pues por lo general siempre parto antes que ellos, como si esperarán a alguien que nunca vendrá, o talvez esperar juntar el valor necesario para decir adiós y jamás volver.

Por fin llegó, después de algunas cuantas rolas y repetir algunas otras, llegó. Con su nariz helada y sus labios esperándome. Partimos a casa arrullados por el pasar del aire en las llantas del taxi que nos tocó abordar. Llegamos a casa, nos despojamos de lo pesado de nuestro equipaje y nos abalanzamos el uno sobre el otro para terminar abrazados entre cobijas, almohadas y mil cosas más que sólo ella y yo tenemos.

Siempre es como el primer beso, tímido, no sabes que hacer, el nerviosismo te hace tartamudear, pero siempre tienes una segunda oportunidad y es cuando todo deja de ser, cuando todo desaparece para no arruinar el momento...

Despertamos esa misma mañana, acomodados en una misma almohada. Partimos en busca de comida, nuestras tripas no nos dejaban en paz, asechaban constantes para pedir alimento... Llegamos al Dorado, y ya había algo de gente en el lugar. Decidimos que comer, algo sencillo, tranquilo, sólo para adormecer el interior, llegó la hermanita felina de mi gatita, Nitezdu, y poco después llegó el niño dueño de Nitezdu, Macrohard. Cotorreamos por varios pasar de las manecillas, del trabajo, de los medios, de la vida y de nada... Terminamos de comer mi gatita y yo, pues los otros dos, no querían saber de comida, sólo de postre, ...elpostrelpostrelpostre..., Corrimos al cine de la plaza, compramos palomitas y refresco y poco antes de entrar a la sala, nos encontramos a Cakes, con uniforme y gorra a colores institucionales del cine, radio en la mano y una sonriente AQUI NADIE PASA SIN BOLETO!, charlamos un rato y después de cortar nuestros boletos, entramos a la sala, ya había empezado la secuela de THE DARK KNIGHT, con el súper loco del JOKER, pero de la peli, les contaré en otro post.


Saliendo de la función, dimos un pequeño paseo por la plaza para bajar las palomitas y devrayar sobre la peli, entramos a una tienda de mascotas, hasta que tuvimos que salir casi corriendo como delincuentes adolescentes, rompimos unas peceras de vidrio las cuales se quisieron a huevar a cobrarlas pero mi gatita de pálido azul como buena comunicóloga entabló conversación y los mando a la carajo, por irresponsables, irrespetuosos y por ni siquiera poder hablar. Salimos a la “bonny y clide”, abrazados, despreocupados con un ligero tinte apresurado. Fue divertido.


Llegamos a casa para prepararnos para la boda del Adrianov, nos vestimos como pocas veces, ella de vestido enseñando sus bellas piernas y encerrados sus pies en unas zapatillas plateadas a tacón, bella bella, sonriente y sonrojada...

Llegamos y ya estaban casi todos listos, menos los novios, los dos morían de nervios, los cuales desaparecieron poco antes de soltar la pluma al firmar el acta. Comenzó la fiesta, la música, la comida, las bebidas y el baile… Ella y yo apartados de todos, ajenos a lo que ocurría alrededor, no nos importó, fuimos por canapés, estaban buenos, luego por las bebidas, vodka con jugo de uva, y después de varios tragos agarramos valor y fuimos a bailar, los gatos no sabemos bailar, al menos estos dos, no, poco nos importó, y después de reírnos de nuestra torpeza regresamos por más comida y más alcohol … comenzó el rockanroll, y es cuando los gatos son gatos, a los felinos nos gusta el roll y el rock, así que de nuevo otro intento por bailar y este resultó, danzamos en nuestro espacio con una ciudad iluminada por la lluvia hasta no poder más… regresamos a casa, corriendo de la lluvia, cargue a mi pequeña gatita para que no se mojaran sus patitas ni su pelaje y llegamos casi secos a casa, nos abalanzamos el uno sobre el otro para de nuevo sentir como si fuera aquella primera vez que nos encontramos sin nada más que nuestro respiración… sin nada más que decir, TE AMO…

Todo ocurrió un viernes.

Al sábado próximo…

Al despertar con una tonalidad al estilo MIDI de las mañanitas, mi madre entró al cuarto donde suelo dormir cuando mi gatita está de visita, para darme mi abrazo y avisarme que mi gatita ya había despertado, entre y si ya había despertado, veía en la televisión a YIN YAN YO, dos conejos karatekas con un “sensei” panda, mi regalo si visita, su cariño, sus besos y abrazos, por lo general nunca pido nada en mi cumpleaños, y pues ya no tenía que pedir nada, ella estaba aquí con migo… y aún así ella me regaló su versión de felpa para cuidarme en las noches al dormir.

Nos reunimos con los demás geeks para ir a comer, nuevamente falló el plan de ir aquel misterioso lugar en el centro, siempre se encuentra cerrado, esperamos llegará Anuaro por nosotros y corrimos al FU HAO, después de algunos platos más el postre, y percatarnos que si estábamos respirando. Partimos rumbo a casa de Nesy chan, para luego regresar por unas micheladas, que al poco tiempo llegó Jebus, para acompañarnos con un litro el brebaje mágico.


Fuimos a casa, pues mi gatita de pálido azul en esta ocasión trajo algo de Mate, para que el Anuaro lo probara. Y después de una taza, y algunos vasos de refresco, corrimos al estadio Alfonso Lastras, pues mis cuates de LA LEYENDA tocarían en el evento CHOPER que se llevó acabo, aperrado de cuero estaba aquel changarro, cerveza y un ligero olor a llanta quemada, mis cuates ya tocaban cunado llegamos, entre motociclistas y demás gente llegamos a verlos, justo cuando estaba el slam, sin duda un buen Islam, en donde lo primordial era el desmadre, el clásico empujón de fraternidad, claro, hasta que no llegó quien nunca falta, el tarado que sólo entra a soltar putazos en mal pedo y agüitar a los demás… rolas de Led Zeppelín, Skid Row, Deep Purple, Black Sabbath, Judas Priest, Megadeath, Iron Maiden, The Beatles, Helloween… y varías más, ahora si terminaron con su setlist, pues en donde por lo general tocan, la banda siempre pide las mismas o no les dan chance de más variedad, ya saben como es el bisne en los barecillos.


Regresamos de nuevo a casa, y ahora un ligero toque amargo empezaba a invadirme para ya terminar de festejar, sin pastel, ni fiesta, como ya varios años a tras a sido, pero eso es pura vanidad, y cuando alguna vez me importaba, mis amigos siempre estaban de vacaciones, siempre había un lugar mejor en donde estar y así fueron varios años hasta que me acostumbre.Siempre he pasado ese mismo día con quienes quiero estar, y en esta ocasión no pudo ser ninguna otra persona, ningún otro gato, mi gatita de pálido azul…

Aún cuando mis ojos llenen de lágrimas, ¿Como puede existir la tristeza con tus besos?

Dime, como no entender tu corazón y aún así arruyarme en su latir.

¿Te voy a abrazar?
Jamás te voy a soltar.

¿Por qué eres tan bella?

¿Por qué siempre me regalas una parte de ti?

¿por qué?

¿Por qué siempre sonries cuando te veo en la mañana al despertar?

¿Por que siempre que volteo a darte un beso tu ya me lo diste?



¿por qué?
Dime por qué,y sabras por que soy así con tigo...

3 comments

Popular Posts