SPECIAL DREAMS

Empezó curioso el día. Mucho ajetreo, demasiada gente populando por los alrededores y simplemente me aleje, corrí de todos ellos, no quería saber nada de la radio, de tecnología, de automóviles, simplemente no quería saber.

Un camino largo para poder llegar y no faltó la música. Llegue a una necesidad especial, y ahí me quede, es un sueño especial, y mi nariz comenzó a sangrar. Una y otra vez repetía sólo 19. Un ir y regresar por el mismo camino, pero cada vuelta con más tierra quemada sobre la piel. Mi nariz no deja de sangrar. Una y otra vez, algo hay escondido en ese número, en ese sueño. Esperar, esperar, con eco, diley y reverb. Marca constante y desgarrante, recuerdame.

Mis ojos empezaron a secarse tanto que apenas podían estar abiertos, se quedaron fijos fuera de la ventanilla. Se hacía notar el vacío, con hambre pero sin apetito. Pero no era hambre, ni sueño, ni siquiera sed por el calor que azotaba en cada parada del camión. Constante seguía puntualizando dentro de mi, recuerdame. Sentía que todo se iba en una gran morona de tierra, y por más suave que cierras el puño para guardar ese poco, se escapaba entre las marcas de la vida.

Cuando de pronto, en un silencio, aparecieron las palabras, las que tanto me gustan leer, imaginar y escuchar, esa voz ronroneante que acaricia antes de dormir, al despertar. A todo momento. Ese sueño especial, ese recuerdo, ese sueño felino con el que siempre soñé. Uno de pálido azul, lleno de ronroneos y maullidos de una pequeña gatita del mismo color. De profundos ojos y aterciopelado pelaje. Es esa gatita de pálido azul quien me maullaba constante, recuerdame.

Puede adentrarme al inmenso mar y encontrarte, leerte, escucharte y ese puño de tierra ya no tubo importancia, mis ojos respiraron de nuevo. Me gusta recordarte risueña, alegre, dormida, me gusta cuando después de las amarguras todo es mejor. Me gusta sentirte, acariciar tu bello pelaje de pálido azul, ronronear junto a ti. Me gustas cuando sacas tu lengua y haces berrinche, me gustas, me gustas mucho...

Sólo tenía que escuchar con atención, dejar las líneas vacías, los acordes sueltos. Recordarte y recordarnos en un sueño especial, donde somos sólo tu y yo.

te quiero mucho mi gatita de pálido azul...
3 comments

Popular Posts